Michelle Williams trae de vuelta el brillo y sensibilidad de uno de los iconos más importantes de la historia de Hollywood en una historia shakespeariana.

★★★★☆ Muy Buena

Mi semana con Marilyn

Mi Semana con Marilyn cuenta el secreto que tuvo lugar durante el rodaje de El Príncipe y la Corista (1957, Laurece Olivier): La dulce y sensible fantasía que un joven hizo realidad con la mujer más deseada del planeta. 
Michelle Williams desafía las leyes del ‘casting’ interpretando un papel en el que a priori no encajaba ni por personalidad ni físico. Es más, juraría que hay más de un desnudo en el film en el que han tenido que utilizar el cuerpo de una secundaria. Pero su palmarés interpretativo le ha llevado a lograr y bordar un gran papel para repetir este año en las nominaciones de los Oscar.
Al margen de la impecable caracterización apoyada por una delicada fotografía, Williams suena como Marilyn, brilla como la Monroe y cautiva como la joya de Hollywood. Además consigue zambullirse en una oscuridad a la que las otras candidatas no habrían llegado en las escenas más dramáticas.
Eddie Redmayne tiene el privilegio de ser ese don nadie que se enamora de una gran estrella y vive un sueño tan efímero como intenso. Un británico corazón joven que se posa en el regazo de la americana para completar otro gran acierto de reparto. Ni galán ni inocente, Redmayne pone el nivel idóneo para la interpretación de un muchacho que vive una novela romántica.
Y si esta historia no era lo bastante ‘shakespeariana’, Kenneth Branagh pone la guinda de una obra con la intensidad del directo teatral y la belleza del mejor cine. El director Simon Curtis ha conseguido retratar el lado más sensible de uno de los iconos más importantes salidos de Hollywood. Aparta los focos de la explotación más sexy de la artista y se centra en el perfil menos maquillado, más humano, perdido, personal, débil, romántico y real de Monroe.
publicado por Miguel Ruiz Manzano el 25 febrero, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.