(una pelicula dónde sale William Sadler, con eso me vale)

★★★☆☆ Buena

Al borde del abismo

Un hombre se sube a una cornisa, parece que con la intención de saltar. Se monta la de Dios es Cristo, y todo el mundo en New York anda pendiente del suicida de moda; pero ¿es de verdad un suicida? Potente punto de partida, para un film que resulta demasiado convencional en su desarrollo y resolución (no hay grandes sorpresas, y las que hay, uno puede intuirlas a nada que ande atento), pero no puede negarse que la película avanza con la precisión de un reloj y mantiene la tensión (previsible, si, pero tensión al fin y al cabo) durante todo su metraje, mientras asistimos a los típicos engaños, giros, traiciones y falsos amigos.

 

Como ya dije al respecto de Indomable, la última cinta de Soderbegh que parece que no ha gustado a nadie, salvo a este humilde y paleto escriba, Al borde del abismo es uno de esos films que apetece ver, simplemente con echar un vistazo al elenco implicado.

 

Sam Worthington mantiene su habitual cara de palo, pero no puede negarse que posee cierto carisma, especialmente cuando no aparece como un muñecajo azul de dos metros. Ed Harris, bastante mayor, compone un villano prototípico y divertido. Edward Burns hace otro típico papel de poli cabrón en principio, que luego es un buenazo, y también sale Jamie Bell (de lo mejor de la función), como hermano del protagonista y novio de una auténtica preciosidad (su desnudo en ropa interior es tan gratuito y absurdo, como agradecido por el respetable) que responde al nombre de Genesis Rodríguez (no se muy bien por qué, pero la pareja me cayo en gracia, y me interesaban más sus escenas, que las de la propia azotea).  La única que anda algo perdida es Elizabeth Banks, más apropiada para papeles cómicos, que para roles de acción atormentados.  Y lo mejor: encontrar a William Sadler en un pequeño papel.

 

Al borde del abismo es un thriller convencional, que se antoja más tramposo de lo que finalmente termina siendo, pero que quieren que les diga, a un servidor la hora y media del film le ha pasado volando, y es cierto que no aporta nada, pero tampoco ofende. Para verla en una sobremesa tan tranquilamente.

Lo mejor: La carrera de Worthington por las cornisas
Lo peor: Una Elizabeth Banks algo descolocada
publicado por Alberto Zamora López el 20 marzo, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.