Emocionante y bien llevada a cabo, ‘Los juegos del hambre’ tiene aventuras, acción, un mundo y personajes atractivos, y una buena realización. Probablemente estemos ante el comienzo de una buena franquicia.

★★★★☆ Muy Buena

Los juegos del hambre

Dirigida y escrita por Gary Ross, guionista de films como Big, Seabiscuit, más allá de la leyenda o Pleasantville (estos dos últimos también las dirigió) Los juegos del hambre (The Hunger Games, 2012) adapta la novela homónima de Suzanne Collins, que también firma el libreto junto con un tercero en discordia, Billy Ray (La sombra del poder), y cuenta la historia de Katniss Everdeen, una chica de 16 años que es “seleccionada”, junto con otro joven llamado Peeta, para participar en los septuagésimocuartos juegos del hambre. Ambos, y otros veintidós “afortunados”, tendrán que matarse entre sí, además de luchar contra los elementos y obtener la simpatía del público, para conseguir ser el ganador de los juegos, el único superviviente.

El tema de meter a un puñado de jovenzuelos en una zona delimitada y hacer que se maten entre ellos no es algo nuevo, ya lo vimos en 2000 en Battle Royale, no obstante pienso que no hay que comparar dicha película con Los juegos del hambre pues ambas están dirigidas (en principio) a un público diferente, y desde luego están contadas de maneras también diferentes. De hecho, si nos ponemos, podríamos decir que la cinta de Gary Ross es una mezcla entre la mencionada película de Kinji Fukasaku y Perseguido, donde Schwarzenegger las pasó canutas en un programa televisivo.

Una de las cosas que más me han gustado de Los juegos del hambre, ha sido la presentación de los personajes y especialmente del mundo donde viven. Toda la parte inicial, incluido cuando llegan a Capitolio, nos muestra claramente que la división de Panem en distritos no solo es una forma de organizar el país, sino que más bien es para crear estamentos o clases sociales; así, en el Distrito 12, que es de donde es la protagonista, las condiciones de vida se asemejan mucho a la de la revolución industrial, la gente se llega a morir de hambre y los trabajos son muy duros, mientras que en Capitolio viven rodeados de toda clase de lujos. Por lo tanto nos encontramos claramente ante un mundo distópico, dominado por un gobierno represor que organiza un evento para controlar a la población, por una parte recordándoles la guerra que se produjo al rebelarse años ha, y por otro les da una distracción a modo de reality show, a la par que esperanza, puesto que el sobreviviente se lleva una recompensa cuantiosa (además de la gloria). O sea, el entretenimiento es usado como arma política.

No he leído la novela original y, por lo tanto, no conozco a los personajes, no obstante me permito afirmar que la elección de Jennifer Lawrence como protagonista es muy acertada, sobre todo porque esta chica con unos pocos trabajos ha demostrado sobradamente su talento, o si no echad un vistazo a su Mística en X-Men: Primera generación, o a su papel de hija de Mel Gibson en El castor, sin contar (pues no la he visto) la interpretación en Winter’s Bone, que fue donde se hizo ver gracias a que la nominaron en los Globo de Oro. Aquí cumple tanto físicamente (trepa y corre durante casi toda la película), como, desde luego, a la hora de los momentos dramáticos, su Katniss es fuerte y decidida, hace lo que esté en su mano para proteger a su familia. Por otro lado, Josh Hutcherson (Viaje al centro de la Tierra) también ha sabido insuflar personalidad a Peeta, resultando ambiguo sobre todo al principio, cosa que le hacía más interesante. Liam Hemsworth estuvo cerca de ser Thor, pero su hermano Chris se llevó el gato al agua, este año lo veremos en la secuela de Los Mercenarios; su trabajo en Los juegos del hambre como Gale es corto pero seguro que para la secuela su participación será mucho mayor. Otros rostros importantes son Wes Bentley (recordado por la escena de la bolsa poética en American Beauty), Stanley Tucci (Margin Call), Woody Harrelson (La delgada línea roja), Donald Sutherland (La legión del águila) e incluso el cantante Lenny Kravitz (que debutó en el cine con Precious), entro otros muchos.

Al publicarse, hace meses, las primeras imágenes de Los juegos del hambre mantuve la esperanza de que fuese una buena película, pero me surgieron algunas dudas. Una vez vista he de decir que, a pesar de que dura más de dos horas, en ningún instante me provocó desinterés. Es una historia emocionante y bien llevada a cabo, tiene aventuras, acción, un mundo y personajes atractivos, y una buena realización. Probablemente estemos ante el nacimiento de una saga fantástica juvenil más que notable.

 

Lo mejor: -Un elenco solvente con Jennifer Lawrence a la cabeza. -La historia es interesante y su desarrolla bien. -Toda la primera parte, así como la escena del avispero.
Lo peor: -Que la cámara casi marea en los momentos de violencia, aunque está claro que es para la calificación por edades.
publicado por Raul Neovallense el 16 abril, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.