‘ESTO NO ES UNA PELÍCULA’, ES UNA DENUNCIA MAL FORMULADA

★★☆☆☆ Mediocre

Esto no es una película

Esta es una obra que requiere un tratamiento especial. Primero por las circunstancias que la han motivado: Jafar Panahi es un director iraní que ha sidocondenado a seis años de arresto domiciliario y a 20 de inhabilitación. Su delito: hacer películas que critican la sociedad de su país.
En este contexto, este pseudo-documental no es más que el desafío del realizador al régimen que intenta silenciarle. Pero este acto cargado de valentía está carente de empatía y conexión con el espectador.
Panahi es un hombre corajudo, sin duda. Atreverse a contestar a tu gobierno no tiene el mismo valor hacerlo en nuestros acomodados países que allí, porque allí la cosa es “moneda dura”. Aunque sea capaz de comprenderlo, no puedo llegar a imaginar por lo que estará pasando este señor.
Pero esto no quita que la película sea un auténtico coñazo. En ningún momento consigo conectar con su drama, con su angustia. Quisiera sentir algo de la incertidumbre y el pesar que el autor siente, pero tan solo me viene un bostezo. 
Alguien podría achacar que ‘Esto no es una película’, no es, en realidad, una película, que es otra cosa. Que además, esta es sólo fruto de la improvisación y la escasez de medios y recursos. De esto último estoy completamente convencido. De lo primero, no se dejen engañar: esto es un acto de denuncia de Panahi que no tiene nada de improvisado. Todo está preparado y guionizado. Y es por eso mismo que me da rabia no poder conectar con el hastío y el hartazgo que debe vivir el realizador iraní en sus aburridos días encerrado en su casa/prisión.
Pero como he escrito al principio, esta cinta tiene unas circunstancias tan especiales que requiere mirarla desde otro punto de vista. Panahi –gracias a su amigo Mojtaba Mirtahmasb– consigue romper las cadenas de la represión impuestas por esos tiranos que ostentan el poder y que su voz sea escuchada, aún teniendo que valerse para ello de argucias propias de la ficción (la película llegó a Cannes en un pendrive camuflado en una tarta). Sólo por esto Jafar Panahi se merece una ovación.
El resultado deja mucho que desear, pero también así las condiciones que ha “disfrutado” Panahi durante su rodaje. Y es que no hay nada mejor para el cine que la libertad.
Sobre el autor: Jafar Panahi es un director, actor y productor iraní con gran proyección internacional gracias a sus cortos, documentales y películas. Su talento ha sido reconocido y premiado en Cannes, Venecia y la Berlinale. Su visión crítica de la realidad iraní le ha llevado a esta situación. Actualmente se encuentra en paradero desconocido –según algunos amigos suyos, ha sido trasladado a una casa al norte del país, completamente incomunicado-.
publicado por Carlos Andrés Rodríguez el 23 abril, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.