Los Héroes más Poderosos de la Tierra protagonizan la Película de Superhéroes más Poderosa de la Tierra.

★★★★★ Excelente

Los vengadores

Batman es Batman. Él juega en otra liga, y la versión de Nolan más aún. Es otro rollo, que poco o nada tiene que ver con el cine superheróico. Quizá resulte extraño empezar mi crítica así, pero me veo obligado a ello para evitar absurdas, inútiles e injustas comparaciones, sobretodo después de lo que voy a soltar ahora: ‘Los Vengadores’ es la mejor película de superhéroes jamás hecha. Una lección magistral de lo que todas estas pelis deberían ser: Emocionante, espectacular, épica, divertida, con grandes personajes, grandes diálogos, hecha con sumo respeto a las viñetas pero sin olvidarse de que esto es cine. Una película con ese Sense of Wonder que poseía el Superman de Richard Donner, y que tanto se echaba de menos, multiplicado por mil. La magia del cine y de los cómics en una fusión colosal. ¿Tiene fallos? Seguramente, pero no me apetece buscárselos.

 

 Hay que reconocer que este era un proyecto muy difícil de llevar a cabo. Ya se habían hecho otras cintas de superequipos anteriormente (ahí tenemos a los X-Men), pero, al formar parte todos los personajes de una misma "familia" por así decirlo, los cineastas se podían permitir el lujo de centrar el protagonismo en dos o tres de los héroes, y hacer que el resto sirviesen de apoyo. En esta ocasión, esa no era una opción. Es un equipo formado por, al menos, cuatro pesos pesados, y no son los únicos integrantes. Otro problema se presentaba al observar la naturaleza de los personajes, y aquí hablamos tanto de sus poderes como de su personalidad: ¿Acaso esta gente tiene algo en común? Hacerlos encajar era una tarea delicada. Y para colmo, estaba el problema de las expectativas: Son los Vengadores. Su peli no podía ser una más. Sí, definitivamente esto tenía muchas papeletas para ser decepcionante, o, directamente, un asco.

 

Pero Marvel eligió a Joss Whedon como director. Y lo más importante, le dejó reescribir el guion. Está claro que no es una superestrella, pero se ha ganado el respeto y el cariño de los frikis, ya sea con sus trabajos para la pequeña pantalla o con los cómics que ha escrito. Whedon es como nosotros, le gusta lo que a nosotros. Y conforme pasaban los meses y salían a la luz declaraciones, se hacía más y más evidente que este hombre tenía la clave. Podía hacerlo.

 

Y vaya si ha podido. Francamente, no sabría explicar como ha solventado los desafíos que apuntaba antes, pero si puedo asegurar que ha hecho que lo difícil parezca fácil.

Whedon pisa el acelerador desde el minuto uno, pues presupone que el espectador ha visto las películas individuales de cada uno y las recuerda, por lo que nos evita tener que  presenciar como nos recuerdan algo que ya sabemos. Así, con un adrenalítico prólogo, nos presenta de forma directa, clara y contundente la grave amenaza a la que nuestro grupo se deberá enfrentar. A partir de aquí, el ritmo se ralentiza, aunque va acelerando de forma calmada pero constante hasta desembocar en el glorioso final. Pero me estoy adelantando. Dejémoslo en que el tempo de la cinta es perfecto.

Decía que la película se "calmaba" tras el prólogo, y esto es vital para que nuestros héroes sean reclutados y se conozcan. Y se peleen. Y es que las riñas entre los miembros del equipo son casi más importantes que los enfrentamientos con los villanos de turno, y Whedon lo sabe. A base de su fuerte, los diálogos, nos regala un buen puñado de discusiones para el recuerdo, y consigue que los personajes queden mejor definidos que en sus pelis individuales (estos SON  los personajes del cómic, 100% puros y naturales, sin colorantes ni conservantes). Pero no solo hay enfrentamientos verbales, sino también físicos, por lo que las discusiones están intercaladas con escenas de acción espectaculares muy bien resueltas, y que son solo un aperitivo de lo que está por ver. ¿Diálogos cojonudos conviviendo con geniales ensaladas de tortas? Con Whedon es posible. Y desde luego, nada de esto está ahí por estar, todo sirve y hace avanzar la trama. Nada sobra, nada falta.

 

Pero cuando la peli se convierte en un una pasada total y no deja de serlo hasta el final, es a partir de la captura de Loki (tranquis, en breve hablo de él y del resto de personajes). Aquí los conflictos entre los héroes, azuzados por la maligna influencia del Dios de las Mentiras, alcanzan el punto crítico, y, con el ataque al Helitransporte todo se va al traste. La primera escena de acción en la que todos tienen su participación, cada uno por su lado, gracias al montaje, realmente magnífico. En este punto la emoción alcanza el punto máximo, no solo porque este segmento deja momentazos para el recuerdo (en un momentín señalo cuales son mis favoritos de toda la peli), sino porque estamos a las puertas del nacimiento de los Vengadores. No se unen porque sí. Todo tiene una razón de ser, un trasfondo. Y hay un motivo por el que son héroes y no simples agentes superpoderosos de S.H.I.E.L.D. Sin duda, el tratamiento de los personajes por parte de Whedon, las motivaciones que da al equipo, son lo que hacen grande al film.

 

Además, poco antes de la batalla final, uno siente esa angustia y emoción que solo se siente cuando el director consigue que la amenaza se perciba realmente grave y parece que los héroes tienen las de perder. Sentirse involucrado en la acción, preocuparse por lo que pueda pasarles a nuestros protagonistas. Esa es la clave de las grandes películas de acción y aventuras. Y eso sucede aquí.

 

Es el momento de comentar LA BATALLA. Pura magia. Durante este grandioso rato, tenía una sonrisa estúpida en la cara, la boca entreabierta, y los ojos como platos. Y no es para menos. Todo desemboca aquí. Las relaciones entre los miembros del equipo, toda la emoción que poco a poco Whedon ha construido… Es aquí dónde alcanzan lo más alto. Olvidaos de los clímax insatisfactorios de las anteriores películas de la franquicia. Es más, olvidaos de cualquier enfrentamiento final de cualquier película del género. Esto está a otro nivel. Más de media hora de pura épica, de acción y espectáculo perfectamente rodado, de diversión en su máxima expresión, y además, con consecuencias para los civiles y la ciudad. Y es que siempre he echado en falta una pelea o batalla donde nosotros, los humanos normales y corrientes, corriésemos peligro, añadiendo, por tanto, mayor presión al superhéroe o superhéroes en cuestión.

Algo que también me ha gustado especialmente es como afecta la batalla a cada Vengador en función de su poder y resistencia. Para Hulk es un juego, pero la Viuda Negra o el Capi acaban agotados. Puede parecer un detalle tonto, pero le añade verosimilitud. En fin, que por todo esto y más, el clímax es una GOZADA.

Y así, con el "ohdiosmioestoeslapollametro" a punto de explotar, terminamos la película, y solo queda aplaudir, aplaudir y aplaudir.

 

Comentemos otros aspectos de la cinta.

Sin duda, una de las cosas que la engrandecen es que no hay un claro protagonista. Todos tienen su historia,  todos mueven la trama, todos tienen sus momentazos. Da igual quién sea tu favorito, la peli te dará motivos para reafirmarte en tu elección: El Capitán América demostrando que es un líder y estratega nato, Iron Man desprendiendo "molonidad" por los cuatro costados, Thor dejando sin aliento cuando invoca al trueno, Hulk siendo él mismo, o sea, una bestia parda a la que da gusto ver repartir estopa (el Hulk DEFINITIVO), incluso Ojo de Halcón, que dispone de menos minutos de lucimiento, deja claro que se llama Clint por algo, pues es el gran BADASS del grupo. Pero la mayor sorpresa me la he llevado con la Viuda Negra, ya que el bueno de Joss le ha dado un trasfondo y un desarrollo francamente cojonudos a la que en ‘Iron Man 2’ era un simple florero. Entre eso y el morbazo habitual de Scarlett Johansson, es difícil no acabar adorándola.

En cuanto a Loki, se confirma como el gran villano que ya intuíamos en ‘Thor’, ya que nos encontramos ante un desquiciado tirano, realmente cruel, manipulador, y, a veces, hasta aterrador (su conversación con Natasha ponen los pelos de punta). Pero también resulta alguien débil y patético en muchos sentidos, por lo que es un antagonista equilibrado. Y, bueno, sobre Nick Furia… Es Samuel L. "motherfucker" Jackson. No hace falta decir más.

Hay que destacar que todos los actores BORDAN a sus personajes (también Mark Ruffalo, que nos hace olvidar a Edward Norton), brillando especialmente Robert Downey Jr, como era de esperar.

 

 Paso a resaltar esos momentazos y detallitos que me han conquistado, que son unos cuantos. Aviso de SPOILERS: La pelea entre Iron Man y Thor, y me gusta especialmente que el Capi llegue a poner orden. TODOS los diálogos entre Tony y Steve. La escena donde todos discuten con todos. La mencionada conversación entre Loki y Viuda. La primera vez que vemos a Bruce transformarse en Hulk, con Natasha intentando tranquilizarlo. La pelea entre Thor y Hulk. El Capi llamando "hijo" a un hombre aparentemente de su edad, pues adoro esos momentos en los que Rogers se comporta como un vejestorio. Las amenazas de Stark a Loki. Tony poniéndose su traje nuevo. La forma tan natural en la que el Capitán asume el liderazgo. El Capi dando órdenes al equipo. Thor invocando rayos y truenos en lo alto del edifico Chrysler. Iron Man llamando "papá de Bambi" a Loki (por el casco) y Légolas a Ojo de Halcón. Clint disparando flechas sin mirar (¿Una fantasmada? Sí, pero anda que no mola). Hulk soltándole una hostia a Thor en plena batalla sin venir a cuento. El Capi metiéndose él solito en un edificio lleno de Chitauri (los aliens) dispuesto a salvar a unos civiles. Hulk dándole la paliza del siglo a Loki en respuesta a su prepotente discurso. Cualquier escena de Hulk durante la batalla. Iron Man cruzando el portal cuando está apunto de cerrarse, rematado por un cariñoso "será cabronazo" por parte del Capi, y salvado in extremis por Hulk.

El humor del que hace gala la cinta, así, en general. Introducido con inteligencia, natural y efectivo.

Y dejo mis dos instantes favoritos para el final: Por un lado el ÉPICO plano circular que ya pudimos ver en el trailer. Y por otro, ese GLORIOSO plano-secuencia que, en un recorrido por la ciudad, nos muestra a todos los héroes luchando. Lo mejor de la película, ni más ni menos. Desde ya mítico.

 

 FIN DE SPOILERS

 

Poco más queda por comentar. A nivel visual raya la perfección, siendo Hulk lo que más llama la atención (diseño y acabado perfectos). La B.S.O. es un tanto discreta, excepto por el tema principal, muy épico, superheróico y pegadizo. Por tanto, al final resulta ser buena.

 

Como último apunte, una crítica al doblaje: ¿Como es posible que el personaje de Cobie Smulders no tenga la voz de Robin Sherbatsky? ¡Sacrilegio!

 

Nada más. La primera de las tres grandes paradas comiqueras del año no podría haber sido mejor. Mucho me extrañaría que ‘The Amazing Spider-Man’ no quedase ridículamente pequeña en comparación. Eso sí, seguro que con la NO superheróica ‘El Caballero Oscuro Renace’ (lo de "la leyenda" se lo pueden meter por donde les quepa, yo la voy a llamar así), Christopher Nolan se despedirá por todo lo alto y le dejará el camino libre a Joss Whedon, el nuevo Sheriff de la ciudad. Al fin y al cabo, gracias a él, los Héroes más Poderosos de la Tierra tienen la Película de Superhéroes más Poderosa de la Tierra. 

Lo mejor: Todo.
Lo peor: Yo no se lo encuentro.
publicado por Diego Sánchez Villegas el 29 abril, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.