4lovers

La exquisitez francesa hace acopio de fuerza y se une a la expresión más realista, además de generalmente condenada al fracaso, experiencia de compartir pareja(s). El joven director Antony Cordier sorprende en éste, su segundo largometraje, con una orgía de sentimientos opuestos que hacen del espectador un juez del amor.

Recurrente para algunos, original para otros: dos parejas que entrecruzan sus cuerpos y sus sentimientos sin ocultar nada a sus cónyuges. Un juego que termina por demostrar que el ser humano puede mantener hasta tres relaciones de pareja simultáneas y terminar igualmente haciéndose daño. El sexo atrae pronto al amor mientras los problemas de posesión, en una partida cuya única regla es que no hay reglas, no tardan en aparecer.
Con una interpretación seria y poco ruidosa que, más bien, pasadesapercibida por su sobriedad, los cuatro protagonistas (Marina Foïs, Nicolas Duvauchelle, Roschdy Zem y Élodie Bouchez) alientan la aventura amorosa a la par que la desaprueban. Las dos caras de las relaciones de pareja abiertas se exhiben en el film, que no escatima en experiencias de todo tipo entre los participantes.
Sencilla a la par que retorcida, esta obra fue realizada por Cordier en 2010, año en que ya se exhibió en los cines franceses. Gozó de buena crítica y colocó al joven y primerizo director galo en un puesto relevante en el panorama cinematográfico. La taquilla española, seguramente, no responderá de la misma manera.
publicado por Carlos Andrés Rodríguez el 30 mayo, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.