Espectacular en lo visual. Vacía de guión. Falta de acción.

★★☆☆☆ Mediocre

Thor (thor)

Sinopsis.

 

Una antigua amenaza vuelve a aparecer y perturba la paz en Asgard, reino de Odin (personaje interpretado por Anthony Hopkins), padre de Thor (Chris Hemsworth).

 

Thor, primer hijo de Odin y guerrero arrogante y ambicioso, viaja a las tierras de los gigantes de hielo para dar respuesta a su provocación y acabar con ellos. Esa actitud y el reavivar ese conflicto no es del agrado de Odin, quien no solo no corona a Thor como próximo rey de Asgard, sino que le destierra a la Tierra, arrebatándole todos sus poderes, para que viva así como un simple hombre y no como un dios. No obstante sus enemigos le siguen viendo como una amenaza y enviarán a la Tierra a un terrible villano que tratará de acabar con él.

 

Crítica.


La película aprueba con nota en lo que se le debe pedir a estas superproducciones: es grande en efectos digitales, recreando un mundo espectacular y digno del gran Thor, notable en lo visual y sonoro, y aprueba en el conjunto de los efectos especiales. En lo demás suspense y se estrella con nota. Podríamos emplear el topicazo, esperable por otra parte, de mucho envoltorio para muy poco contenido.

Es una historia vacía, con muy poca acción. A la cinta le falta un toque de explosión y el golpe de chispa y acción que sí tiene The Avengers. Y todo eso es lo que se quiere en estas adaptaciones: acción de principio a fin que te tengan atado a la butaca y expectante en todo momento. No es así, como nos temíamos.

En ese guión, el romance terrenal de Thor con el personaje de Natalie Portman está presentado y tratado de una forma poco creíble y vacía,  nada imaginativa. Sinceramente esa trama sobraba o por lo menos deberían haberla tratado mejor, dado que es necesaria en la saga de Thor y para comprender el por qué de sus futuros actos y el por qué de su amor por nuestro planeta.

Por otro lado es un producto muy alejado del habitual Branagh y de la materia que repite y dice (y dicen) dominar. Películas más clásicas y con  mayor peso en las interpretaciones que en los efectos, justo lo contrario a lo que aquí tenemos. Un error para todas las partes, pero siempre hay ju$tificacione$ para todo…

En conclusión, su falta de ambición y de imaginación  la convierten en un producto que suspende. Ansía ser correcta, pero esa falta de ambición, la hace quedarse en nada. Una simple presentación del personaje para las entregas posteriores de la saga. Eso sí, en el diseño del envoltorio aprueba con nota: increíble y espectacular Asgard, lleno de color (exceso de brillo, eso sí).

Suspenso.

publicado por Lucas Liz el 13 junio, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.