Adiós Batman, ha sido el mayor de los placeres

★★★★★ Excelente

El caballero oscuro: la leyenda renace

Épica. Así se podría definir con una palabra esta ‘El caballero oscuro: La leyenda renace’. Épica por ser el cierre a una de las mejores trilogías de los últimos 10 años. Épica por poner punto final a un héroe que estaba destinado a la comedia después de que Joel Schumacher perpetrará la saga con ‘Batman forever’ y ‘Batman y Robin’. Épica porque Christopher Nolan ha conseguido, no solo superar las expectativas que se habían creado sino porque ha conseguido llevar el cine de superhéroes a otro nivel. Lo siento ‘Vengadores’, os habéis quedado atrás.

Bienvenidos a la era del terror

Han pasado ocho años desde que Harvey Dent muriera. Batman ha desaparecido acusado de unos crímenes que él no cometió, pero que asumió para proteger a Gotham y darles el héroe que merecían, Harvey Dent. Ocho años después Gotham estará sumida en el caos. Un nuevo mal ha resurgido, Bane, y piensa convertir Gotham en un estado de revolución social en contra de aquellos que un día salvaron la ciudad.

Así sería en pocas palabras el argumento de ‘El caballero oscuro: La leyenda renace’. Una película que, tras su argumento y sus casi tres horas de duración, esconde miles de interpretaciones, miles de matices y miles de respuestas a las preguntas que tanto ‘Batman Begins’ como ‘El caballero oscuro’ plantearon.

Responde de manera concisa y sin miramientos. ¿Qué no te quedó claro quién era ‘Rash al Gul’? No te preocupes, tendrás tu respuesta. ¿Quieres saber si finalmente la muerte y mentira de Gordon sobre la muerte de Harvey Dent tendrá consecuencias? Tranquilo, sabrás todo esto y más.

Una crítica al mundo desarrollado y un tributo a la lucha de clases

La película no solo se mueve entre la moralidad de Bruce Wayne de volver a enfundarse el traje de caballero oscuro o seguir apartado. El trasfondo de la película no es ese, es otro bien distinto. En la actualidad, vivimos en un mundo donde tanto la corrupción en los Gobiernos, los bancos, el movernos por dinero e incluso el hacer las cosas sin creer en ellas se han convertido en las noticias que más inundan los informativos.

Enmarcada dentro de una historia de superhéroes, el levantamiento y la revolución que plantea Bane de “dar todo el poder al pueblo de Gotham”, es algo que en toda Europa y medio mundo se está sucediendo. No tan radical como lo hace Bane, pero sí como ha sucedido en algún país donde la violencia y el caos se han apoderado de todo. Bane se proclama como verdugo de Gotham, mientras el pueblo entero tiene que obedecer sin rechistar a cada una de las órdenes que el malvado plantea. Así es como se vivía hace unos años. Vivíamos en una continua mentira, manipulada por la información de los Gobiernos en donde el pueblo apenas tenía opinión. En la película se refleja eso. Esa manipulación. Hasta que una pequeña chispa, en este caso el resurgir de un héroe dado por muerto, consigue levantar a toda una ciudad en contra de los manipuladores.

La crítica al mundo desarrollado viene de la mano de una bomba atómica que hace que la ciudad de Gotahm viva atemorizada. ‘Bienvenidos a la nueva era del mundo occidental’, dice Bane en un momento de la película, clara referencia al poder sin control que tiene el mundo occidental sobre este mundo y a la cantidad de herramientas de destrucción que somos capaces de crear para destruirnos a nosotros mismo sin ningún tipo de control.

Viejos conocidos, nuevos aliados

Dejando de lado el trasfondo que la película en forma de crítica social tiene detrás. Christopher Nolan se ha vuelto a rodear de su ‘sequito’ de confianza para esta tercera entrega. Christian Bale, Michael Cane, Gary Oldman, Tom Hardy, Marion Cotillard, Morgan Freeman, Joseph Gordon-Levitt y la gran sopresa del film, Anne Hathaway.

Todos los actores sobresalen por encima del resto. Sí Bale borda a Batman, Hardy hace lo propio con Bane. Sí Cotillard borda a Miranda Tate, Levitt borda a Blake. Si Michael Cane es el mejor Alfred, Gary Oldman es el mejor Gordon. Pero sin duda Hathaway ha sido la gran revelación. La actriz que había sido destinada a comedias románticas (‘Princesa por sorpresa’) o comedias (‘El diablo se viste de prada’), aquí consigue hacer olvidar esos papeles y mostrarnos a una moderna ‘Catwoman’ (Gracias al cielo, sin gatos ni manías felinas de por medio), ladrona de guante blanco y sexy mujer embutida en cuero. Cada plano de ella en escena es una auténtica delicia. Parece como si Hathaway llevará toda la vida esperando este momento.

Nolan, maestro del suspense, aprueba su asignatura pendiente: La acción

Christopher Nolan ya tiene el respeto de medio Hollywood al convertir cada una de sus películas en auténticos bombazos. Aquí vuelve a demostrarnos su habilidad para el suspense y mantener tu atención durante casi tres horas de película. Puntos de giro, sorpresas inesperadas, etc son alguna de las cosas que Nolan demuestra en el film.

Pero sin duda sale victorioso en una de sus asignaturas pendientes: La acción. Nolan es criticado, quizás injustamente, por no saber planificar ni rodar de manera coherente las escenas de acción de sus películas. Aquí los miles de críticos eruditos del mundo tienen que silenciarse ante la evidencia de que Nolan por fin ha conseguido realizar escenas de acción, de grande dimensiones, en algo maravilloso. Planos cortos, abiertos, si el personaje A hace A hace esto el B no puede hacer esto otro. He incluso se permite el lujo de contar un monólogo sobre quién es quién en mitad de la pelea entre Bane y Batman, donde el caballero oscuro saldrá mal parado.

…Pero no todo es perfecto ni bien construido en la película

No todo es perfecto en la conclusión de ‘El caballero oscuro’. Su primera hora, quitando el espectacular inicio con la presentación de Bane, se hace pesada y con muchas cosas que querer unir para entender el todo. Hay momentos en los que parece que Nolan tira más por convertir su épico final en un monólogo de conversaciones que en mostrarnos lo que todos hemos ido a ver: Un final digno de una saga grandiosa. Pero menos mal que solo la primera hora se hace distante, el resto es simplemente puro espectáculo.

Sin hablar de uno de los mejores finales de la historia del cine de superhéroes. ¡¡QUÉ FINAL!!. Marvel ha quedado en evidencia delante de la franquicia de DC. Oscura, siniestra, dura, sin tapujos…La leyenda renace tiene todo aquello que le falta a las películas de Marvel. Spiderman no es Batman y menos aún…no está dirigida por Christopher Nolan.

Nolan ha conseguido convertir a Batman en aquello que siempre hemos querido verle convertido: En una leyenda del cine. Dudo mucho que alguien se atreva a reiniciar a Batman, y si alguien lo hace…que Dios se apiade de él. Adiós Batman, ha sido el mayor de los placeres.

publicado por Christian el 22 julio, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.