muchocine opiniones de cinedesde 2005

Skyfall es una película fuerte, sólida, es una buena película, que, sin embargo, no parece una película de James Bond

★★★★☆ Muy Buena

Skyfall

Skyfall. James Bond contra su pasado.

 

 

Vista por segunda vez la última aventura del agente 007 y las sensaciones que me deja son contradictorias, teniendo así cosas muy buenas, excelentes, y otras cosas que no lo son tanto. Leí hace unos días que el propio Sam Mendes, director de la maravillosa American Beauty (1999), declaró que El Caballero Oscuro había inspirado de algún modo esta última ‘’misión’’, si puede llamarse así, de James Bond, lo que no me esperaba, es que la influencia fuera tan notable.

 

 

No elevaré a la categoría de spoiler lo que voy a explicar a continuación puesto que todo el que haya visto el tráiler sabrá de qué hablo.

 

Sam Mendes es un director detallista y con una técnica exquisita. Buena prueba de ello es el último plano antes de pasar a la ya famosa canción de Adele y a los créditos iniciales Bondianos, por así decirlo. En él, Naomie Harris (la ayudante/compañera de Bond), dispara al agente 007, que cae al agua aparentemente muerto, un instante después, M (Judi Dench), en el MI6, se entera de la noticia, se gira para mirar la ventana y ver un Londres lluvioso, al tiempo que el ruido de la lluvia se apodera de la película, en este emotivo momento, nos damos cuenta de que la relación entre M y Bond supera lo profesional. Excepcional.

 

Tras los créditos, otro delicioso momento, en él vemos como M, todavía en el despacho está escribiendo la necrológica de 007, justo antes vemos que las ventanas siguen llorando por la lluvia. Luego, el siguiente momento, ya de día, se nos narra el viaje de M hacia su nuevo supervisor (Ralph Fiennes), en una secuencia con evidentes aires de entierro, puesto que ella sigue consternada por la muerte de su mejor agente.

 

Hasta aquí mi pequeño pero merecido homenaje a un director que explota al máximo el libreto que tiene en las manos, y que nos sigue regalando, a lo largo del metraje, planos bellísimos como la pelea en el rascacielos de Shanghai, la secuencia en el casino de Macao, o un plano escorzo de Craig y Bardem con la iluminación de una mansión en llamas que ilumina al primero pero nada al segundo simbolizando el bien y el mal. Los colores opuestos entre ambos están fuertemente marcados a lo largo de Skyfall.

 

Ciertamente, a mi parecer, la primera mitad del filme es sencillamente espectacular y roza el sobresaliente, sin embargo, empieza a perder interés con la aparición de Silva (Bardem), el malo de la función, que, todo y hacer un papel más que convincente, me parece un personaje excesivo que bebe demasiado de otros villanos memorables como Hannibal Lecter, o, sobre todo, el Joker de Heath Ledger. En una época en la que un buen villano salva un argumento y en muchísimas ocasiones son lo que queda de películas que sin ellos no hubieran pasado sin pena ni gloria, este ex agente del MI6 con aires homosexuales está ideado con demasiados delirios de grandeza (no me refiero a las aspiraciones del personaje en sí) y buena prueba de ellos es su más que excesivamente alargado epílogo.

 

Aun así, la película en su cómputo global, sacaría un más que merecido notable alto a mi parecer, sin embargo, en una temporada en la que los blockbusters no quieren solo agradar al público, sino a público y crítica, la película se fija demasiado de The Dark Knight (2008) , viendo en ella múltiples rasgos y momentos casi idénticos en ambas. Buen ejemplo de ello son algunos personajes que han adquirido nuevos papeles en la franquicia Bond. Si el Batman de Nolan se inspiraba del personaje de James Bond en ciertos aspectos (innegables, por otra parte), como por ejemplo el personaje de Morgan Freeman, Lucius Fox, que a su manera era un Q en la franquicia del murciélago, o el modo en que Bruce Wayne se comportaba de cara al público…

 

Si bien es cierto que se inspiró en James Bond para crear un nuevo universo del hombre murciélago, también lo es que este James Bond se emborracha demasiado de la saga de Batman de Nolan, y puede dejar la sensación de que no sabe para dónde tirar. Me explicaré, es obvio que James Bond es un personaje muy longevo y que ha vivido diferentes épocas, lo que ha comportado serios cambios en la manera de hacer películas o en sus argumentos, véase Moonraker, con Roger Moore, en pleno apogeo del cine de ciencia ficción, o Casino Royale con un James Bond en crisis ante la entonces enorme sombre de Matt Damon y su Jason Bourne. Sin embargo, jamás el agente 007 había sufrido una crisis de identidad tan grande como la que sufre ahora, hacia dónde tirará, ya veremos…

 

Concluyendo, Skyfall es una película fuerte, sólida, es una buena película, que, sin embargo, no parece una película de James Bond, de hecho, para que no nos olvidemos del propio personaje no paran de presentarnos diferentes y continuos guiños de películas pasadas, el más delicioso quizás sea la aparición el Aston Martin (con la misma matrícula) de la, para mí, mejor película del agente británico, Goldfinger (1964), con un Sean Connery estelar. Por otro lado, ciertos comentarios, y hechos, hacen que saboreemos dichos guiños con cierta melancolía, ya que simbolizan una despedida del antiguo Bond.

 

NOTA FINAL: 7.00

 Twitter:  @bugsblack  Blog http://jscabayol.blogspot.com

Lo mejor: La dirección de Mendes, los actores, la música...
Lo peor: No saber hacia dónde tirará la saga a partir de ahora.
publicado por Josep Suau Cabayol el 11 noviembre, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.