Infiltrados en clase

Otra comedia americana. Siempre he tenido mis lecturas claras para comentar una película de este tipo. Ahora además de lo que digo habitualmente me quedo con la siguiente: Hay tres franjas para ubicar estas películas. Una es la franja del Suspenso que para según qué personas puede ser más abultada o menos.

Hablando por mi creo que un porcentaje por lo menos del 40% de estas películas dan un poco de pena.

 

Otra franja dónde están la inmensa mayoría es la del 6.

Están las películas que te hacen reír de vez en cuando, las de suspenso que pillas con excesiva predisposición a reírte y las películas que todo el mundo ve como buenas y que o bien por esa expectativa creada o bien porque están sobrevaloradas se quedan a medio camino. Hablamos de un 50%.

Ya siendo generoso el otro 10% de estas películas son las que uno selecciona como buenas películas de humor americano = humor simple pero efectivo.

Infiltrados en clase es difícil de valorar aunque yo he decidido meterla en el saco de las pelis que te hacen reír pero que le falta ese plus para convertirse en una buena comedia. Destacar la conexión de los personajes que pese a que no pegan ni con cola consiguen crear los momentos de complicidad justos para sacarte alguna sonrisa.

Se crea una situación con posibilidades, se mete a 2 personajes diferentes pero compenetrados, se consiguen hacer 4 o 5 gags con cierta gracia y se une a una situación medio sentimental/amistad para darle algo más que la simple risa (habitual por otra parte) con escenas de acción que uno pasa por alto porque está atento a la próxima situación graciosa.

Esto es como ver un partido del Murcia de los que gana: Siempre vas con algo de expectativa porque es superior al rival, luego el partido es discreto teniendo minutos buenos pero sin ser suficiente para terminar de convencer y acaba ganando pero te vas con la sensación de que se podría haber ganado jugando mejor y por más renta.

Salvando las distancias es lo mismo: Película con expectativas, que cumple porque entretiene pero que le falta ese salto para terminar de pasar la barrera y llegar a ser esa película que está en ese 10% que he dicho.

En definitiva una película graciosa sin ser desternillante que pese a que no es una película para ir al cine (que comedia americana de hoy en día lo es) está preparada para sacarte alguna sonrisa y por qué no pasar un rato divertido.

Pd: Como anotación decir que Jonah Hill ha tenido influencias en el guión (está a su medida como se puede comprobar)

Lo mejor: La conexión de los protagonistas
Lo peor: No es una comedia para destacar

publicado por Francisco Javier Sánchez Palazón el 25 noviembre, 2012
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.