Una excepcional intriga romántica y un clarísimo exponente del cine de espionaje

★★★★★ Excelente

Encadenados

Una de las películas que considero más perfectas y fascinantes de la historia del cine. Alfred Hitchcock encontró ese elemento de suspense, al que él llamaba Macguffin, en una botella con uranio que serviría para fabricar una bomba atómica, según una de las conversaciones que tuvo con el productor en 1944 y que es mencionada en el famoso libro El cine según Hitchcock de François Truffaut. Un año después ocurriría el desastre de Hiroshima.

Encadenados para mi es una excepcional intriga romántica y un clarísimo exponente del cine de espionaje, que contiene la verdadera esencia de Hitchcock. Un film con el que demostró un gran dominio de la tensión narrativa y que poseía también un descomunal talento para las escenas románticas, que si bien es cierto se quedan un poco pegadas al paladar, pero son intensamente absorbentes y racionadas sabia y proporcionalmente por toda la película. Ojalá todas las escenas románticas fueran así. Un extraordinario guión bien estructurado y desarrollado de Ben Hecht, un suspense bien servido empleando el mínimo número de elementos, una trama romántica magníficamente resuelta y una lograda química entre la pareja protagonista, hacen de esta película una obra maestra.

Encadenados obtuvo dos nominaciones al Oscar: una al mejor guión original y otra al mejor actor de reparto (Claude Rains), quien realiza una estupenda actuación por su personaje de villano.

Lo peor:

publicado por Ángel López Gallego el 9 diciembre, 2012
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.