Expediente warren

Que a James Wan le priva asustarnos con sus películas es evidente, ya sea con casquería fina (cualquiera de las de la saga “Shaw”) o con terroríficos demonios (“Insidious”).

Además siente adoración por las casas encantadas, embrujadas, endemoniadas (pasión que comparto), que hacen pasarlas canutas a sus moradores y no precisamente porque no puedan pagar la hipoteca a fin de mes.

En este caso nos cuenta la historia real de la familia Perron a la que su jodida casa de Rhode Island, una aparententemente inofensiva y bucólica granja, recibe con las garras, que no con los brazos, abiertas.

Cuando empiezan los fenómenos paranormales, las presencias extrañas y espeluznantes, piden ayuda a un matrimonio de demonólogos que, pese a estar habituados a ello, no pueden evitar sentir un terror no experimentado antes.

Como siempre digo, una película de miedo sabes si es buena por el numero de gritos que das viéndola, por las veces que cierras los ojos dejando solo una rendija (algo que no te sirve de mucho porque de todas maneras te asusta). Pues bien, basándome en lo anterior debo decir que esta es una magnifica película.

Con una ambientación fantástica y una fotografía excepcional, las escenas son escalofriantes, el demonio es horroroso y pasas miedo, mucho miedo.
Lo mejor: Es una prueba de que el género de terror tiene muy buenas películas.
Lo peor: Uno de los sustos (no diré cual para que lo disfruteis como yo...

publicado por Teresa Suarez el 24 agosto, 2013

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.