Las peripecias veraniegas de un adolescente retraído.

★★★☆☆ Buena

El camino de vuelta

Se habla mucho de la "fórmulas" para hacer películas como churros en el caso de las superproducciones de los grandes estudios. Sin embargo en los últimos años el llamado "cine independiente", o cine indie, llamado así por no depender de las majors, caracterizadas por ser películas de bajo presupuesto y una supuesta mayor libertad creativa, también ha desarrollado sus propias fórmulas. La que hoy nos atañe es aquella que consiste en hacer una tragicomedia de tono agridulce, con un tratamiento realista de la ambientación y una galería de personajes un tanto estrafalarios, para poner de relieve conflictos humanos en relaciones de amistad y familiares. Normalmente estas producciones cuentan además con algún que otro rostro conocido que ha rebajado su caché para participar en el proyecto, y suelen ser actores que alternan blockbusters con películas indie.

 

En esta línea han tenido gran repercusión en la taquilla internacional títulos como Entre copas, Juno o Pequeña Miss Sunshine. Siguiendo esta estela los actores Nat Faxon y Jim Rash escriben el guión y se ponen detrás de la cámara para debutar en la dirección con El camino de vuelta (The way, way back), en la que cuentan las peripecias veraniegas de un adolescente retraído que debe pasar las vacaciones con su madre, el nuevo novio de ésta y la hija adolescente de éste, acompañados de varios vecinos. Todos estos adultos forman una panda de hippies trasnochados cuyos hijos tienen los traumas propios de los hogares desestructurados.

 

El adolescente protagonista encuentra una vía de escape en la compañía de otra chica de su edad con problemas similares y la amistad del excéntrico gerente de un parque acuático, interpretado magistralmente por el actor Sam Rockwell, que se convierte en la estrella de la función con diferencia sobre sus compañeros de reparto, aunque todos ellos están estupendos en sus respectivos roles, incluso los directores del film, que se han reservado sendos papeles secundarios.  La amiga del protagonista la interpreta AnnaSophia Rob, la joven protagonista de Soul Surfer. También  cabe destacar a Maya Rudolph, a la que vimos vestida de novia en La boda de mi mejor amiga, y a Toni Collette, la otrora protagonista de La boda de Muriel que aquí hace el papel de madre del protagonista, encarnado por el joven actor Liam James. Completan el reparto Steve Carell, Allison Janney y Amanda Peet.

 

El resultado de El camino de vuelta es una película interesante antropológicamente, por las relaciones humanas que retrata, que se presta al debate tras el visionado del film. Divertida, sencilla en cuanto puesta en escena, agradable de ver y con un ritmo narrativo correcto. Quizá al principio tarda un poco en arrancar pero pronto remonta el vuelo y al final deja buen sabor de boca.

Lo mejor: Sam Rockwell
Lo peor: Cierta simpleza en la realización.
publicado por Ramón Ramos el 22 octubre, 2013

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.