Retazos suburbanos, tristes, dolorosos, extirpados desde detrás del porche y presentados bajo un denominador común, la mirada de un niño al que luchamos por ignorar.

★★★☆☆ Buena

Juegos secretos

Antes incluso de que en su prodigiosa recta final todas las piezas de Little Children encajen, sus personajes hace ya tiempo que se han revelado como parte de un pedazo de vida mayor. Retazos suburbanos, tristes, dolorosos, extirpados desde detrás del porche y presentados bajo un denominador común, el de la atenta, casi inquietante mirada de un niño al que luchamos por ignorar, con lo que eso conlleva de esquivar de paso a nuestro futuro.

Es por eso que esta película de gemidos y silencios, de verdades a media voz, de historias que colisionan (como los trenecitos de juguete) y de fragmentos que se reflejan los unos en los otros (el policía en el exhibicionista y este a su vez en los amantes), es el ejemplo de como el cúmulo de nuestros errores lo acaba sufriendo quién menos culpa tiene. Ahí está sino el pederasta cuyo crimen es querer en demasía a los niños, y ahí están también, al otro lado del barrio, los padres cuyo delito, menos punible pero no por ello más excusable, es el de no quererlos lo suficiente.

Pero no hay que limitar Little Children a una reflexión sobre el sufrimiento del menor, ni a un pensamiento en voz alta acerca de como a los 30 seguimos sin madurar, en cambio si hay que entenderla como el retrato fiel de nuestra facilidad para escapar de la felicidad. Con su (per)turbadora y silente puesta en escena, esta lección de vida(s), en la que los padres presentan como única diferencia con sus hijos la de exigir amor en lugar de entregarlo, narra el deambular común de unas cuantas personas a las que acaba quedándoles claro que aquel que afirmó que enamorarse era cosa de niños tenía más razón de la que él mismo pensaba. Ya estamos después los adultos para complicarlo todo.

Lo mejor: Winslet y Earle Harley.
Lo peor: La, en algunas ocasiones, discutible ironía de su puesta en escena.
publicado por Ibán Manzano el 18 febrero, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.