muchocine opiniones de cinedesde 2005

La vida y la muerte nunca están tan particularmente representadas como cuando a ello se pone Tim Burton, concediéndole un tratamiento esperpéntico, criticando con ello a la sociedad actual.

★★★★★ Excelente

La Novia Cadaver

Regreso a un mundo a parte, el mundo de Tim Burton donde dirige con Mike Johnson la nueva entrega de este universo propio, donde los muertos no lo están tanto y los vivos no parecen serlo.

Tim Burton continua con su ya mencionado universo propio, en la línea de pesadilla antes de navidad, recreando ahora una antigua leyenda rusa, que encaja perfectamente en ese estilo obsesivo por buscar formas refinadas e imposibles dentro de esa característica atmósfera sombría y fantasmagórica, que ya nos mostrase en obras como Bitelchus o Eduardo Manos Tijeras, pero alejadas del colorismo de algunas de sus ultimas obras como Big Fish o Charlie y la Fábrica de Chocolate.

Para la recreación de esta leyenda rusa Burton se sirve de una técnica ya antes usada como es el stop-motion, para la creación de los personajes y de la historia se ha servido de un gran equipo de animadores entre los que se encuentran dos hermanos catalanes, lo hermanos Grangel los cuales han conseguido que sus creaciones se parezcan significativamente a sus dobladores, entre los que se encuentran Johnny Deep que pone la voz a Víctor Van Dort, Helena Bonham Carter que cede la voz a La novia cadáver, y Emily Watson a Victoria Everglot, dotando a sus respectivos personajes vida propia .

En esta leyenda, Víctor de la familia Van Dort, ricos pero sin caché y Victoria de la familia Everglot aristócratas arruinados, son dos jóvenes pertenecientes a la época Victoriana que van a contraer matrimonio sin haberse conocido antes, es un matrimonio por conveniencia aunque rápido surge la chispa entre ambos, en el ensayo de la boda Víctor no es capaz de pronunciar sus votos , por lo que muerto de miedo sale corriendo y practicando por un tenebroso bosque encaja el anillo en un vieja rama que resulta ser el dedo de una difunta, muerta en el día de su boda, arrastrado así al mundo de los muertos, haciendo que su prometida espere desolada en el mundo de los vivos.

La vida y la muerte nunca están tan particularmente representadas como cuando a ello se pone Tim Burton, concediéndole un tratamiento esperpéntico, criticando con ello a la sociedad actual. En este nuevo film se nos proponen dos mundos el mundo de los vivos y el mundo de los muertos. El mundo de los vivos destila hipocresía, convencionalismos e intereses lo que provoca una sociedad triste apagada y sin color alguno, mientras que el mundo de los muertos todo es mas sencillo, prestándole importancia a los sentimientos de sus habitantes mirando por su felicidad, lo que provoca un mundo colorido, divertido espontáneo y sincero, prueba de ello es la calidez con la que reciben a los nuevos huéspedes. Inteligente utilización de la música y las canciones incluidas en el film, teniendo el tiempo exacto y sin llegar a cansar, están en su justa medida.

Esplendido film que te atrapa con toda su ternura y espontaneidad, haciéndote sentir participe del viaje de sus protagonistas hacia la consecución de su amor, aportando exquisitas pinceladas de amor y nostalgia que hechizan en su fabulosa puesta en escena.
publicado por F. José Lorite el 13 febrero, 2007

Enviar comentario