Bohemian Rhapsody

Miénteme y di que no has salido tarareando las canciones de Queen, miénteme y di que no te has emocionado en algún tramo del film, miénteme y di que no has sonreído en muchos de los momentos en los que el grupo está en pantalla y miénteme y di que no has terminado con los pelos como escarpias en los últimos 20-30 minutos de la película. Como diría el Sabio de Hortaleza «máteme, pero no mienta»
No era un amante del rock hasta hace bien poco porque carecía de gusto musical y no era un amante de Mercury por el mismo motivo.

Que si cuando fue a este concierto llevaba el pelo largo y no bigote, que si el concierto de no se donde fue en este año y no en otro, que si no profundizan en los temas más turbios de su vida, bla bla bla….. Todo minucias en detalles que si bien se podrían haber pulido (animo al fan incondicional de la banda que diga si es cierto) no desmerece para nada el conjunto final pese a ciertas críticas más cerca de lo contrario.
Creo sinceramente que cualquier persona, le guste o no el rock va a disfrutar enormemente con la película y pese a lo que dicen de la profundidad de los trapos sucios de Freddie, decir también que la película no es solo un biopic de él, sino de toda la banda.

Aparecen sutiles pero con gran trasfondo los momentos de su hacer con las drogas y el alcohol, también su orientación sexual ha sido reflejada con maestría y con el respeto que se merece al igual que pasa con su enfermedad que pasa de puntillas pero que tiene 3 momentos que te encogerán el corazón sin necesidad de ver el sufrimiento extremo que supone.

No hace falta alargar este tipo de sucesos, primero porque tendríamos para hacer una trilogía y segundo porque los que ya conocen todas estas facetas de su vida, quieren ver al otro Freddie Mercury, al Freddie persona, al Freddie cuya pasión es la música, al Freddie que se sabía el mejor y al Freddie que se iba a convertir en una leyenda gracias a su talento.
Bohemian tiene gancho, Bohemian tiene ritmo, Bohemian tiene tinte dramático sutil pero suficientemente explicito para emocionarte y un toque comediante para sacarte una sonrisa, Bohemian tiene a Rami Malek con estrella y a unos secundarios a un notable nivel, Bohemian tiene por bandera un espectáculo sonoro y musical incomparable, Bohemian tiene en definitiva Alma.

Miénteme y di que no te has divertido con la película, miénteme y dí que no sigues tarareando las canciones después de 24 horas de su visionado, miénteme y di que no matarías por haber estado en el Live Aid y miénteme y di que Bohemian Rhapsody no te ha parecido un producto realizado con un gusto exquisito, con una sutileza digna del respeto que se tiene a la figura de Mercury y con una pasión desmedida por la música.

Buscando en el recuerdo de mi visionado solo puedo encontrar elogios, solo puedo recordar que me emocione durante algunos momentos, que sonreí en otros, que tararee en silencio todas las canciones y que el escalofrío una vez terminado la película con el bombazo final no fue producto de mi imaginación.
Solo le pido una cosa al espectador: Relájese y disfrute porque es imposible no hacerlo, y mateme pero no mienta.

Lo mejor: Perfecta para disfrutar
Lo peor: No ahonda en lo dramático de la vida de Mercury en su totalidad aunque casi es lo mejor. Para eso están los documentales

publicado por Francisco Javier Sánchez Palazón el 21 julio, 2019
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.