Cine neoquinqui de pureza singular.

★★☆☆☆ Mediocre

Opinión de Criando Ratas

criando ratas

Criando ratas (2016) es una película singular. Habla de viejos fantasmas de la sociedad, jóvenes delincuentes arrastrados por su entorno y sus propios errores a lugares de los que es difícil salir. Pero es diferente, poco convencional y real, muy real. Su estreno en Youtube, y únicamente en Youtube, fue en sí una declaración de intenciones. Elegir Internet como plataforma gratuita de exhibición y distribución llegó de la mano de una forma de ver la producción audiovisual con la que Carlos Salado, director, y Rubén Ferrández, productor, decidieron romper con aquello que les habían enseñado en la universidad y hacer una película hiperrealista y de muy bajo coste. El cine de vanguardia y el movimiento Dogma seguían vivos

Rodada entre 2010 y 2016 de manera independiente y colaborativa, supuso el nacimiento de lo que ha venido a llamarse “cine neoquinqui” como continuación de aquel cine “quinqui” que a finales de los años 70 y principios de los 80 retrató las miserias de una sociedad a camino entre el desahucio y la esperanza. Hoy, España ha sobrevivido, pero la desigualdad sigue dando a luz generaciones despojadas de futuro. “¿Quién nos sacará de está ruina, hermano?”, se lamenta en uno de los momentos más reflexivos de la cinta ‘El pistolica’, uno de los personajes de la película. Tiene 12 años, no 40. 

Casi todos los actores fueron gente de las calles del Alicante más humilde sin ninguna experiencia profesional a quien Salado pidió que hicieran, con pequeñas indicaciones de interpretación, de sí mismos. Al llegar el momento de rodar –que estuvieran presentes era ya un lujo- les decía qué quería que ocurriese en la escena y les daba libertad para representarlo como mejor supieran. 

A día de hoy, el movimiento “neoquinqui” parece no haber terminado de cuajar y poco se ha sabido sobre producciones similares, salvo los rumores de una segunda parte de esta historia y un spin off de la misma, Mala ruina (2018), dirigido por el mismo director, pero Criando ratas quedará como una obra de pureza singular que consigue que el espectador permanezca dentro de la película bebiendo así de la nouvelle vague francesa, aunque siempre desde un “underground transgresor e independiente, muy de autor… y pobre, de low-cost”, en palabras del propio director. 

Es una ópera prima menor, humilde, cargada de errores de raccord, que se tardó cinco años en terminar y cuyo guion se fue reescribiendo sobre la marcha, pero dos años después de su estreno lleva casi tres millones de reproducciones en Youtube y ha dejado personajes y escenas inolvidables en el imaginario cinematográfico español que recuperan con pasión el legado de aquellos Carlos Saura y Eloy de la Iglesia. 

Lo mejor: El hiperrealismo y la valentía del director al meterse en un fregado semejante.
Lo peor: Errores de raccord, actores no profesionales. Esta película es la que es...
publicado por Antonio Carralón el 20 agosto, 2019

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.