El Camino: Una película de Breaking Bad

El estreno de esta película en Netflix estaba tan precedido de expectación como de miedo. Expectación porque todo lo relacionado con Breaking Bad, una de las mejores series de la historia de la televisión, tiene un brillante halo de excelencia y miedo porque cuando tienes una gallina de los huevos de oro se te puede ir de las manos exprimirla.

Y a Vince Gilligan se le ha ido de las manos. Esta historia quiere cerrar el círculo del personaje de Jessie Pinkman, qué ocurre con él justo después del final de la quinta temporada de Breaking Bad, pero lo hace de una forma aburrida, vacía y sin sentido desmereciendo la etiqueta de pertenecer al imaginario Breaking Bad. Personajes que no aportan nada al grueso de la historia, largos minutos donde no ocurre nada, una acción que brilla por su ausencia…

No es una mala película, tampoco un capítulo largo de Breaking Bad, pero es innecesaria y lenta, y nos hace llegar a la conclusión de que Gilligan se tiene que quedar en el mundo de las series, empezar a pensar en nuevas ideas y dejar que la gallina dorada siga brillando allí donde la dejó al finalizar las fantásticas Breaking Bad y Better Call Saul.

Lo mejor: El reencuentro con Jesse Pinkman.
Lo peor: Es aburrida, lenta y vacía.
publicado por Antonio Carralón el 13 octubre, 2019

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.