Érase una vez en… Hollywood

El estreno de una nueva película de Quentin Tarantino, y ya van nueve, es siempre un acontecimiento que, para bien o para mal, marca tu vida durante unos días. En esta ocasión entré en el cine con las expectativas altas y salí de él con ellas cumplidas. Buf. Ésto no es fácil, pero así ha sido así que, ¡gracias Quentin!

Érase una vez en… Hollywood es un homenaje al Hollywood de finales de los años sesenta rodado con una maestría a la que ya nos tiene acostumbrados el director de Tennessee y lo ha hecho de la mano de dos de los mejores actores que se pueden tener hoy en día: Brad Pitt, que ha sabido meterse en los zapatos de gran secundario, y Leonardo Dicaprio que ha vuelto a facturar, una vez más, un papel de protagonista que huele a lluvia de premios. Son una pareja de personajes que va a durar en el imaginario colectivo de todo tipo de cinéfilos.

No es la mejor película de Tarantino, el guión no es una obra de arte y la historia está un poco manida, pero está plagada de grandes diálogos, desternillantes momentos y planos deliciosos, por lo que le damos el visto bueno, le gritamos el ¡bravo! y volvemos a pensar en la suerte de tenerle de vuelta en nuestros cines.

Lo mejor: DI-CA-PRIO.
Lo peor: El guión.
publicado por Antonio Carralón el 17 agosto, 2019

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.