Versión atemporal del clásico de Jack London con una suerte de saltos anacrónicos desde las luchas sociales de primeros de siglo XX hasta la actualidad, pasando por la llegada del fascismo.

★★★★☆ Muy Buena

Martin Eden

Cuarto día e interesante filme el que hemos visto en la Sección Oficial del festival de cine europeo de Sevilla: una coproducción franco-italiana dirigida por Pietro Marcello, que aborda de una forma curiosa el clásico de Jack London, Martin Eden.

No es la primera vez que se lleva a la pequeña y a la gran pantalla la novela de London. Mientras El barco de la muerte (The Adventures of Martin Eden de Sidney Salkow, 1942), acaso la más célebre de todas las adaptaciones, se centra más en las aventuras del protagonista que en el tema dramático, en la flamante película de Pietro Marcello es la vida, digamos amorosa y político-filosófica del protagonista la que centra la atención del realizador.

La trama de Martin Eden es conocida y se supone que es una autobiografía no admitida por su autor:  Eden (Luca Marinelli) es un marinero sin estudios ni educación, que conoce a una aristócrata y se enamora de ella. Del amor surge el afán de querer pertenecer a la misma clase social que su amada. Para conseguir su propósito, dedica todo su tiempo a leer y a estudiar. Actividades que le forman política y socialmente, e incluso logran elevar sus aspiraciones. Las cosas cambian, cuando le confiesa a su novia que quiere ser escritor.

Lo original de la versión del realizador italiano es la forma en cómo resuelve la ambientación de la cinta: lo hace de forma atemporal con una suerte de saltos anacrónicos desde las luchas sociales de primeros de siglo XX (contemporáneas a London) hasta la actualidad, pasando por la llegada del fascismo. Editado todo ello sin aparente orden, como si el cineasta quisiera decirnos que la influencia de las ideas nietzscheanas y el individualismo acérrimo del protagonista ––el de la novela, y el que le achacaron al propio London, aunque él siempre lo negó––, a pesar de que fueron utilizados por los fascistas para subir al poder, parece que han llegado a nuestros días intactos.

Buena, por tanto, y actual adaptación del libro con otro activo importante: la excelente actuación de Luca Marinelli, que ya consiguió la Copa Volpi al mejor actor en Venecia. Marinelli borda los dos registros, casi antagónicos, del personaje: el de joven marinero enamorado y ansioso por aprender, con toda la vida por delante; y el de escritor consagrado, autodestructivo, embriagado por sus propias ideas, y asqueado de todo y de todos.

Lo mejor: El original montaje
Lo peor: El excesivo metraje
publicado por Ethan el 13 noviembre, 2019

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.