Supersize me 2: Holy Chicken

El impacto de la primera parte de este documental, Supersize me (2004), fue tal que McDonalds, retiró las porciones gigantes o súper grandes de su menú. Después de mas de diez años, el bueno de Morgan, vuelve a la carga con un loco ejercicio de cinismo que, tenga o no el mismo impacto, es digno de analizar.

En Supersize me 2, el director de este documental se embarca en una ardua tarea: montar un restaurante de comida rápida. Y su objetivo esta vez no son las hamburguesas, sino los sandwich de Pollo. El Pollo Sagrado, (Holy Chicken) que es el nombre de su establecimiento de comida rápida.

Morgan, en el mejor de los estilos del Joker; contrata a agencias de publicidad, contrata a consultores expertos en restaurantes, compra una granja de pollos y abre un restaurante de comida rápida, con un único objetivo, que tanto el espectador como los clientes de su propio restaurante sepan la verdad.

Dicen que la verdad sólo tiene un camino, y creo que Morgan la recorre de principio a final en este sorprendente y difícil de olvidar ejercicio de cinismo orientado a una buena causa.

Lo mejor: Un verdadero ejercicio de cinismo que firmaría el mismísimo Joker. El mensaje. La producción. El montaje. Morgan totalmente involucrado.
Lo peor: No lo sé.
publicado por Victor Trujillo el 22 marzo, 2020

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.