Mujeres en el parque me pareció aburrida, descuidada y, lo que es peor, parece hecha solamente para su director y su guionista.

★★☆☆☆ Mediocre

Mujeres en el parque

A ver… cómo escribir esto sin que alguno de los creadores de la película se lo tome a mal… bah, no puedo. ‘Mujeres en el parque’ me pareció aburrida, descuidada y, lo que es peor, parece hecha solamente para su director y su guionista.

Sinopsis oficial:

«Daniel, profesor de música y pianista y Ana, galerista, atraviesan una crisis de pareja tras más de veinte años de vida en común. Daniel se ha ido a vivir solo y quiere el divorcio. Ana se resiste a aceptar la realidad.

El malestar repercute en su hija Mónica, que, después de acabar la carrera de periodismo, está especialmente sensible al no encontrar trabajo, tarea a la que se dedica junto a su novio, David.

La música parece ser la única actividad que centra y sosiega a Daniel, un hombre incómodo consigo mismo y con los demás, y que mantiene una relación que dista bastante de ser perfecta con Clara, una mujer casada que despierta la curiosidad de Mónica.

Una noche, Mónica vive un embarazoso e incomprensible episodio en el que se ve envuelta junto a Daniel, Ana y Clara.»

Mi sinopsis:

«Daniel y Ana están en proceso de separación, y no se comunican demasiado bien. Mónica, su hija, no encuentra trabajo, y tampoco se comunica bien. Cuando intenta reconstruir su relación con su padre, conoce a Clara, su amante, con la que tampoco se comunican bien ni ella, ni su padre. El único que parece no sufrir problemas de comunicación es David, novio de Mónica. Una pena que esté rodeado de tanta incomunicación. Todos ellos pasean por el Retiro»

Felipe Vega, director, y Manuel Hidalgo, guionista, afirman haberse centrado en los personajes a la hora de crear ‘Mujeres en el parque’, y aseguran que son los propios personajes los que, con total libertad, configuran la historia.

Lo primero me lo creo, porque es verdad que sus personajes principales son absolutamente coherentes con su naturaleza, de principio a fin: vamos, que progresión, la mínima. Daniel (Adolfo Fernández), Ana (Blanca Apilánez) y Clara (Emma Vilarasau) conforman un triángulo amoroso monocorde, inexplicablemente falto de tensión. Mónica (Bárbara Lennie) debería ser el reactivo para que por fin salten chispas, pero se queda demasiado tiempo en la posición de simple observadora. David (Alberto Ferreiro) es un mero accesorio para revelar que Mónica copia la conducta de su padre. Del resto de secundarios, mejor no hablar, porque son simples resortes de guión para que los personajes puedan contar algo de sí mismos. En resumen: Vega e Hidalgo no cuentan una historia, sino que muestran las miserias de personajes cercanos a ellos, quizá, pero enormemente ajenos a mí, por ejemplo.

En el plano técnico se refleja también la prioridad de director y guionista: la mayoría de las secuencias de la película son diálogos estáticos entre dos personajes, la mayor parte de ellos sentados, y resueltos a master/plano/contraplano. La otra mitad de secuencias son paseos por el parque del Retiro y alrededores, que ilustran, supongo, la incomunicación de estos personajes. Hombre, no digo yo que hagan travelling circulares, pero si la narración de por sí era ya inexistente, el ritmo se resiente hasta el desmayo. O la cabezada.

No todo es negativo. Las interpretaciones son ajustadas, pero los personajes son tan contenidos que los actores a veces rozan el hieratismo. En general están correctos, destacando Bárbara Lennie en la parte positiva, y un chaval muy hostiable haciendo de alumno del profesor de música en la parte negativa.

Pero lo peor de todo no es ni el estatismo, ni la sobriedad (¿pobreza?) visual, ni la sensación de que me estén contando algo que a mí no me interesa. Lo peor es que los últimos veinte minutos se dedican a intentar darle una explicación a la disfuncionalidad de todas estas relaciones, con un giro digno de culebrón y totalmente fuera de lugar. Vaya tela, tanta sobriedad y luego me vienen con éstas…

En fin, que yo me aburrí y mucho, y que aún no sé quién esperan los responsables de la película que sea su público. Un 4, por las interpretaciones.
Lo mejor: El trío protagonista, y Bárbara Lennie.
Lo peor: Los últimos veinte minutos, que parecen salidos directamente de Ama Rosa.
publicado por Plissken el 13 enero, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.