Maria Antonieta es un borrón en la hasta ahora impecable carrera de Sofia Coppola, borrón del que todos esperamos que se recupere, ya que es una de las cineastas con más futuro de su generación.

★☆☆☆☆ Pésima

María Antonieta

Hay mucha gente que cree que si se tiene un buen apellido se puede triunfar en la vida, y en cierta manera es verdad, ya que hay apellidos que abren puertas con gran facilidad. Sin embargo, también puede ser un lastre muy pesado si la persona en cuestión tiene talento, y quiere demostrar que tiene más cosas que ofrecer al mundo que su nombre. Esto le ha sucedido a Sofia Coppola, que por ser hija del gran Francis Ford Coppola todos sus trabajos son examinados con lupa, y no serán pocos los que intenten buscar similitudes con las películas de su padre. Después de su notable debut con Las Vírgenes Suicidas y su oscarizada joya Lost in Translation, demostró que su talento era innato y ganó el derecho a que la gente dejara de pensar en ella como “la hija de”.

Para su tercer largometraje, Sofia Coppola lleva al cine una vez más la vida de María Antonieta (Kirsten Dunst), la última reina de Francia, ajusticiada en la guillotina durante la revolución. No es un retrato corriente, ya que muestra al personaje desde otro ángulo, desde el interior de su mundo palaciego y festivo. Intentar humanizar y justificar a un personaje demonizado históricamente por sus excesos y escándalos es realmente muy arriesgado, y por desgracia la película se resiente notablemente. Maria Antonieta es la historia de una joven caprichosa, inconstante, insegura e inconsciente, a quien la directora pretende justificar mostrando el sufrimiento de sus primeros años de vida en la corte de Versalles. Sorprende que su trayectora, Sofia Coppola realice una historia tan de color de rosa y hasta cierto punto acaramelada como ésta. Aunque suene oportunista, hay que admitir que al retratar a un personaje histórico tan importante como María Antonieta, hay que mostrar ampliamente la realidad en la que vivió (y no sólo con un plano de Kirsten Dunst en el balcón de Versalles mostrando su soledad, u otro inclinándose ante una muchedumbre enfurecida) y su contexto socio-histórico. Un punto a favor de la cinta es el hecho de estar rodada en los mismos palacios de Versalles, aunque hay que admitir que Sofia Coppola no posee el poderío visual que el maestro Visconti tenía en semejantes lides. El ritmo del film es bastante lento, y se hace especialmente pesado en las secuencias en las que escasean los diálogos. Kirsten Dunst, por su pare, cumple con el papel de reina adolescente que nunca abandonó la edad del pavo.

Maria Antonieta es un borrón en la hasta ahora impecable carrera de Sofia Coppola, borrón del que todos esperamos que se recupere, ya que es una de las cineastas con más futuro de su generación.

Lo mejor: El recorrido turístico por Versalles
Lo peor: El enfoque que hace Sofia Coppola del personaje de María Antonieta
publicado por Francisco Bellón el 6 enero, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.