Nunca, repito nunca, he visto una película más mala que esta. Los chistes que hace no me parecen graciosos mientras que las situaciones me parecen patéticas.

★☆☆☆☆ Pésima

Borat

No me gusta que una película necesite de una explicación previa para poder verla, ni que te la tengan que explicar. Es como los prólogos de un libro, que sólo tienen que servir para agradecer y cosas así, no para explicar de qué va. Eso ya lo hace el libro, que es la obra que en realidad compras. Pues igual con las películas. No puede ser que vea una y no sepa si es un documental, si son actores, si es seria o si es toda una farsa.

La película trata sobre un periodista de Kazajistán que va a los EEUU a hacer un documental sobre la vida en aquel país y así modernizar el suyo. Viaja junto con un gordo productor (y suponemos que el cámara que le graba, que no sale) y compañero de penurias. En su viaje por los EEUU nos muestra como reacciona la gente de la américa profunda ante las situaciones que él plantea. Parece ser que trata de ser un retrato actual de los Estados Unidos, desde dentro.

Nunca, repito nunca, he visto una película más mala que esta. Los chistes que hace no me parecen graciosos mientras que las situaciones me parecen patéticas y de vergüenza ajena. El retrato que nos muestra esta especie de documental puede ser muy fiel de los que se cuece en la primera potencia, pero ¿qué interés tiene fuera de sus fronteras? Y es más, ¿se debía mostrar así? No se, llamar a esto película me parece muy atrevido, con chistes del tipo que se folla (sexy show) a su hermana o que tiene encerrado a un hermano retrasado entre barrotes mientras que su hermana le enseña el conejo. Me ha resultado incluso indignante.

Resumiendo, la peor «película» que he visto nunca. Una estafa total y absoluta para el espectador, donde, sin orden ni concierto trata de llevar al límite situaciones «normales». De vomitar.
publicado por Tito chinchan el 13 diciembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.