A la altura de las estupideces de Jackass.

★☆☆☆☆ Pésima

Borat

Yo soy de esas personas que no ven caiga quien caiga, no sólo por el bajón de calidad que han tenido desde que se fue Wyoming, sino porque realmente lo paso mal viéndolo; me dan ataques de vergüenza ajena. Es por ésto que Borat no me llamaba nada de entrada. La idea de un hombre haciéndose pasar por un reportero de Kazajstán recorriendo Estados Unidos con la idea de ridiculizar a su país y al país visitado era difícil que me hiciera gracia. Tiene algún momento curioso, como la confusión de una tortuga con un perro, y otros momentos reveladores de cierta forma de pensar estadounidense, como las declaraciones del cowboy del rodeo contra los homosexuales, o que los vendedores de armas y de coches ni se inmuten cuando Borat les dice que los quiere para matar judíos, cualquier cosa con tal de vender.

Pero aparte de que no me gustaría ya si la película fuera realmente un documental hecho con cámara oculta, imaginar un cámara rodando ciertas secuencias revelan que todo, o casi todo, es una completa farsa. Estoy convencido que Pamela Anderson sabe perfectamente cuál es su papel en la película antes del momento del autógrafo y que todo está preparado, igual que los supuestos judíos que les alquilan una habitación. Vamos, que es una peli de la que no me creo nada y que está a la alutura de las estupideces de Jackass.
Lo mejor: Algún que otro gag.
Lo peor: Todo lo demás. Da pena.
publicado por Txapulin el 11 diciembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.