Ni me ha parecido el peliculón del mes ni tampoco el bodrio del año. Démosle un aprobado.

★★☆☆☆ Mediocre

El perfume

No he lído el libro, empezando por ahí. Por eso se que me pierdo algo básico al ver esta película, y es comprobar si el director, Tom Tykwer, junto al guionista adaptador, claro, ha conseguido captar la esencia de la novela, o al menos se ha acercado diligentemente. Ya es bien sabido que cuando nos leemos un libro nuestra imaginación fluye hasta crearnos nuestras propia película, por eso jode mucho que venga otro a destrozar ese encanto.

Al menos os contaré en qué la ha cagado este film, porque las comparaciones las vais a hacer sus lectores.

El fallo principal es el SILENCIO. Ojito, no es que me vayan las películas donde se cotorrea sin sentido constantemente, aunque la verborrea de Kevin Smith es de mis preferidas. Simplemente se ha pretendido trasladar a la pantalla las cientos de descripciones detalladas, minuciosas y enrevesadas que seguramente coparán el libro, y eso se traducen en imágenes, imágenes que no tienen diálogo y cuando no hay diálogos porque no puede haberlos, la cosa empieza a ponerse tediosa. Por supuesto que lo prefiero a un guión de Michael Bay, pero como lector habitual me doy cuenta de dónde me están tangando.

Cada vez que el protagonista se propone perpetrar alguno de sus delitos te aseguras unos diez minutos en silencio total, y te jode soberanamente saber que en ese silencio el auor del libro te está detallando con una riqueza impresionante los olores, sensaciones, pesadumbres y deseos del protagonista. Eso no hay co** de ponerlo en pantalla a menos que sea con una voz en off, y ya sabemos que eso puede ser peor que el silencio.

De la historia sabéis algo. Jean Baptiste Grenouille, nacido sin olor corporal alguno, posee un don: el de distinguir todos los olores de este mundo. Ese don será a su vez la maldición de la búsqueda obsesiva de la esencia perfecta. Si hay que valorar el trabajo, primero, del director Tom Tykwer, no tengo objeciones alguna. El director ha hecho lo mejor posible para la historia y eso es dotarla de una fotografía y una forma de manejar la cámara que te acercan de forma brillante a cómo se ha narrado esa escena en el libro, por lo que puedes intuir que ha plasmado fielmente el ambiente que exige la adaptación. Quizás lo que más le agradezco es que sea una película de un asesino y que apenas se vea una gota de sangre. El director no lo ha necesitado y eso ya me parece todo un logro, vista la adicción actual en el cine a los glóbulos rojos.

El actor protagonista, Tom Wishaw, se ha encotrado con la difícil papeleta de intentar transmitir el mundo en el que se mueve Grenouille, y al menos sus ojos hacen un buen trabajo. Me creo que sea un obsesivo, porque actúa durante todo el film como tal, y está muy por encima de los demás actores de la película, ya que Dustin Hoffman no borda su mejor papel precisamente, y Alan Rickman tampoco tiene líneas como para lucirse. La pregunta sería si para los que leyeron el libro Jean Baptiste ha sido el asesino que esperaban. Yo no puedo decirlo, espero que vosotros podáis dar luz a este tema.

Tengo un amigo (ese ricky) que dice que hay libros que son guiones y otros que son literatura. “El Código Da Vinci” es un guión. Cualquiera de Grisham es un guión. “El perfume” debo suponer es de las segundas, porque sé que me han omitido decenas de páginas del libro, y eso me da mucho coraje. Por el resto, ni me ha parecido el peliculón del mes ni tampoco el bodrio del año. Démosle un aprobado.
publicado por Bloody Will el 6 diciembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.