Inteligente falso documental que nos muestra las vergüenzas del país más poderoso del mundo y cómo reaccionan ante las personas diferentes.

★★★☆☆ Buena

Borat

A veces me ocurre que cuando se pone tan bien a una película y crea tantas expectativas luego te pase factura. Esto es lo que me ha pasado con “Borat”.

Es cierto, que no todo el mundo la ha puesto bien, hay muchas partes que la tachan de ser de todo menos una película. La verdad es que es un inteligente falso documental que nos muestra las vergüenzas del país más poderoso del mundo y cómo reaccionan ante las personas diferentes y también cuando se ríen en sus narices.

El reportero Borat nos hace una breve presentación de su país (Kazajistán), incluyendo gags de todo tipo mostrándonos por donde van a ir los tiros en lo que queda de metraje, y nos informa de que se va a ir a los Estados Unidos para hacer un reportaje sobre el modo de vida y la cultura de esta potencia mundial, para luego poder adoptarlo en su nación.

Una vez aterriza en América, comienza el carnaval de este cómico y showman que nos muestra los distintos recovecos de la geografía y sociedad estadounidense.

Tiene escenas y gags muy ingeniosos y divertidos, pero como en todas las balanzas en el otro extremo nos encontramos con partes que bien podrían haber sido eliminadas o en su defecto mejor elaboradas, ya que bajan el nivel y pueden llegar a sacar al espectador.

En definitiva “Borat” se presenta como un espectáculo donde la controversia, la trasgresión, el chiste fácil y hasta el amor tienen cabida y que hará pasar un buen rato a los espectadores con un sentido del humor medio y que no se escandalicen fácilmente.
publicado por Alvaro Oliva el 4 diciembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.