De no ser por unas caídas de ritmo demasiado evidentes, iba para masterpiece, pero se queda en un notable alto.

★★★★☆ Muy Buena

El truco final (The Prestige)

Difícil, muy difícil hablar de los aciertos y los fallos de la nueva propuesta de Christopher Nolan sin destripar más de la cuenta. Adaptando una estupenda novela de Christopher Priest, Nolan la hace suya
con un arranque ejemplar: el primer plano del film es hermoso, pero ya digo al comienzo que va a ser muy difícil hablar del film sin destriparlo, sobre todo de la parte (que se supone que debe ser) aclaratoria.

La primera hora de metraje (llega a los 130´) es sencillamente magistral, con unos personajes estupendos que empiezan a diferenciarse poco a poco para luego acabar siendo iguales, y es que la obsesión de un hombre, y sobre todo si éste es mago, puede resultar muy peligrosa. Tanto Jackman como Bale brillan con luz propia en su perfomance, quedándose Scarlett con un papel secundario y más encorsetada que nunca, cosa que agradeceré al señor Nolan toda mi vida (Encorsetar: poner corsé, especialmente cuando se ciñe mucho), quedándose Michael Caine con un papel un tanto confuso (sobre todo en la parte final del film) y Sir David Bowie con el del inventor /visionario Nikola Tesla, un hombre (muy, pero que muy) adelantado a su época.

Hay que destacar el uso de la cámara al hombro, que resulta chocante en un producto de estas características, donde se esperan planos más artesanales y elaborados (que los tiene, por supuesto), y también el ambiente que envuelve la película, una especie de «peli de Scorsese con magos en lugar de mafiosos» y precisamente esos magos te mantienen en vilo como a un niño pequeño que presencia una función. Lo que pasa es que ya no somos tan niños y sabemos que los magos siempre se guardan un as en la manga.

Y el mayor defecto de la película radica en ello. Y no es por el clásico (y abusado ya en demasía sin importar el género) súper giro final, porque el espectador sabe que algo va a pasar (sobre todo el espectador que haya leído la novela), sino porque lo que pasa no está, a mi juicio, demasiado bien explicado, y uno sale del cine con una sensación parecida a la que tuvo al acabarse Memento, haber entendido la historia «a medias», aunque puede haber alguien a quien el final de la cinta le parezca el último truco de Nolan, hacer que nos sintamos como uno de los personajes de la película.

En resumen, que se trata de una película muy recomendable, dirigida por uno de los mayores talentos del cine norteamericano actual y protagonizada por dos actores estupendos que a pesar de haber sido superhéroes (y seguirán siéndolo) cada vez se muestran más efectivos y con más registros, secundados por un elenco estupendo y con un par o tres de momentos espléndidos de pura magia. De no ser por unas caídas de ritmo demasiado evidentes, iba para masterpiece, pero se queda en un notable alto.

Nota: The Prestige se estrenará con el título de El truco final. Toma ya.
publicado por Kiko de España el 22 noviembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.