¿Como se puede escribir un guión tan aburrido teniendo como respaldo cuatro libros y el apoyo casi incondicional del autor de las novelas?

★★☆☆☆ Mediocre

Alatriste

Recuerdo como, cuando yo empezaba a aficionarme en esto del cine, devoraba todo aquello que tenía algo que ver con una película que me había gustado mucho. Lo hice con muchas de Almodóvar, con El Crepúsculo de los Dioses de Wilder, pero sobre todo lo hice con Pulp Fiction. Fue verla en el cine (dos veces) y empezar mi consumo masivo de elementos de la película: el guión, la banda sonora, los posters, las entrevistas a Quentin Tarantino y a Roger Avary, la avalancha de críticas que provocó la película… y por supuesto la cinta en VHS, el CD con la película en DivX y el DVD correspondiente cuando éste salió a la calle.

Digo todo esto porque hubo un tiempo, no tan lejano, en que había películas por las que merecía la pena hacer todo esto. De unos años a esta parte, no encuentro nada que me llene como antes me llenaba una simple hora y media de entretenimiento. Tengo que recurrir al cine clásico (no me refiero solo al cine hecho hasta los 60, sino clásicos en el sentido que yo entiendo por clásico: Aterriza como puedas es un muy buen ejemplo de clásico) para poder ver algo que no me suene, algo que me sorprenda, algo que no me haga sentir un poco mas gilipollas. Ayer, viendo Alatriste, me hice otra vez muchísimas preguntas, que justifican un poco toda esta parrafada introductoria: ¿cómo es posible que se pueda decepcionar de esta manera al espectador? ¿como se puede hacer una promoción tan bien hecha (por su nivel de llegada al espectador) para después no cumplir ni la mitad de las expectativas creadas? ¿como se puede escribir un guión taaaaan aburrido teniendo como respaldo cuatro libros y el apoyo casi incondicional del autor de las novelas? ¿dónde está la mano del director en este desaguisado? Porque que yo sepa, Agustín Díaz Yanes era un buen director, o por lo menos hizo una muy buena primera película. Golpe de suerte lo llamarán unos, equipo competente lo llamarán otros, pero no hay duda que no hay nada de lo que hubo.

En esta película todo es grande. La luz, el vestuario, el maquillaje, la ambientación, la música, las localizaciones… Todo, menos lo que tiene que ser grande (y que no se consigue con dinero, como todo lo anterior): el guión. No se si alguien del equipo ha oído alguna vez hablar de los tres actos. O de la progresión dramática. O de los parones en la narrativa. Al parecer no. Y eso hace que durante las mas de dos horas que dura la película, te preguntes constantemente cuándo va a llegar el punto de giro, donde está la premisa de los personajes y porqué las tramas secundarias no interesan en absoluto.

De verdad, no hacía falta meter los cuatro libros en la película. No hubiera estado mal elegir una historia principal para el personjae de Alatriste y un compendio de otras para las tramas secundarias, y haberlas llevado todas a la vez y que éstas confluyeran en algún punto, y así resolverlas de una manera lógica. En vez de eso, el guión condensa (mas bien apretuja) los cuatro libros en partes de la película, de media hora aproximadamente, con una trama paralela (la del amor de Alatriste) que dura toda la película. Esto hace que la emoción brille por su ausencia en todos y cada uno de los momentos: ni las luchas de esgrima, ni las batallas, ni las escenas de amor ni los diálogos tienen la mas mínima emoción. Todo se acaba en, como dije antes, la ambientación, la música, el vestuario, el maquillaje, la iluminación y Javier Cámara.

Un despropósito que duele, por las expectativas que había puesto, y que no hace mas que confirmar que el cine español seguirá dependiendo de Almodóvar y Amenábar durante mas tiempo del deseado…
publicado por Javier el 8 septiembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.