Estupenda película fantástica que hará las delicias de todos los seguidores del cine de Shyamalan y horrorizará a sus detractores. Ellos se lo pierden.

★★★★☆ Muy Buena

La joven del agua

Esta vez M. Night Shyamalan nos presenta un cuento, una fábula con ninfas, animales fantásticos, buenos y malos. Y lo hace con una fidelidad a su estilo que es digna de encomio. Desde hace tiempo, el director nos ha ido presentando historias imposibles que ya habíamos visto otras veces pero narradas con una naturalidad y un realismo que las ha hecho más creíbles que nunca. Él no cuenta historias fantásticas en un universo fantástico, sino que nos cuenta historias fantásticas perfectamente enclavadas en nuestro mundo real. Su originalidad no está en dichas historias sino en la mirada que proyecta sobre ellas.

A cambio tan sólo nos pide que creamos y si uno no es capaz de aceptar sus premisas argumentales no debería ir a ver sus películas, de la misma forma que si uno no acepta que un hombre puede volar no debería ir a ver “Superman Returns“.

Como digo, la película es Shyamalan en estado puro y de nuevo el encuadre cobra una importancia mayúscula. Pero no sólo eso, también lo que está fuera de cuadro está escogido con mucho cuidado. Un detalle típico del cine de Shyamalan consiste en mostrarnos un plano aparentemente anodino cuyo mayor misterio está justo en lo que no vemos en pantalla.

Tampoco falta el director, apoyado en una hermosa partitura del habitual James Newton Howard, a su cita con la emotividad y hay un par de escenas en las que no es difícil soltar una lágrima (o más, si eres un pirata emotivo como yo). Eso sí, esa emotividad es compensada con un humor que hace acto de presencia con más frecuencia que en otras ocasiones. Posiblemente sea ésta una fórmula elegida para ayudar a hacer más digerible el tono fantástico de la cinta pero me ha hecho desear ver qué tal se desenvolvería Shyamalan en el más complicado de los géneros.

No es algo que se mencione habitualmente pero Shyamalan suele conseguir brillantes interpretaciones de sus actores. Cierto es que Paul Giamatti ya lleva unos años deslumbrando a todo el mundo y no necesita demostrar nada a nadie pero es una gozada verle llevar el peso de la película con un personaje más complejo de lo esperado por lo visto en los trailers. Tanto Bryce Dallas Howard, que cuenta con su mirada más que muchos otros actores con mil palabras, como los demás secundarios ofrecen lo mejor de sí mismos.

Quizás como puntos negativos diría que hay algún momento resuelto con cierta precipitación y que en el fondo el guión es algo simplón. En todo caso no es de extrañar ya que nos encontramos, simplemente, ante un cuento para leer en la cama (pero ¡qué bien contado!). Cuento, por cierto, no exento de ciertas moralejas que seguramente no gustarán a algunos pero que yo encuentro de lo más natural.

No quiero alargar demasiado mi comentario (atención al retrato que de los críticos hace el film) así que resumiré diciendo que me parece una estupenda película fantástica que hará las delicias de todos los seguidores del cine de Shyamalan y horrorizará a sus detractores. Ellos se lo pierden.
publicado por Jeremy Fox el 24 agosto, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.