Otra película que se anuncia como el fiel reflejo de la vida de un escritor de los llamados “malditos”, y que se queda a medio camino.

★★★☆☆ Buena

Factotum

Demasiado políticamente correcta. Uno espera encontrarse con sífilis, borracheras y peleas antológicas en bares, y bueno, hay un poco de todo eso, pero muy descafeinado. La película no es del todo mala, aunque es un poco lenta. Lo mejor, Matt Dillon.

Vuelve a ocurrir. Y ya van dos en un mes. Otra película que se anuncia como el fiel reflejo de la vida de un escritor de los llamados “malditos”, y que se queda a medio camino. En esta ocasión se trata de adaptar a la pantalla, una versión libre de la vida de Charles Bukowsky, tan libre que de hecho, le cambian el nombre. Es más un alegato de la superación personal de los corsés sociales, que un reflejo del mundo bronco y bohemio del que surgieron las mejores páginas de Bukowsky. Tampoco intentan glorificar la figura del eterno perdedor, sino simplemente retratarla con colores pastel. Además que haya tanta gente guapa, a mi modo de ver, resta garra a los ambientes que se quieren representar. De todos modos es bastante buena, y hay momentos de patetismo que llegan a emocionar al espectador.

Otro rasgo que le quita interés a la película son las horrendas frases en voz en off, que recuerdan a las peores de Sin City, intentando parecer muy profundas y poéticas, pero que suenan a coña. En conclusión, cine independiente americano y esto ya parece preocupantemente endémico en muchas de este “género”, con más de telefilme de Antena 3 que de cine hecho con audacia y ganas de provocar.
publicado por Raccord el 8 junio, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.