La cinta es ingeniosa, la idea original es buena y cumple perfectamente con el cometido de entretener sin más pretensiones

★★★☆☆ Buena

El caso Slevin

«El Caso Slevin» (Lucky Number Slevin) de Paul McGuigan es de esas películas que necesitan una cierta complicidad del espectador para resultar plenamente satisfactorias. Si uno acepta el planteamiento (lo que podríamos llamar «entrar en el juego») puede disfrutar de la historia mientras que si no lo hace seguramente se verá defraudado.

Es difícil explicar la trama de la película sin destripar nada así que comentaré que la historia es una mezcla de cine negro con toques de comedia y algunos diálogos con chispa. Esa mezcla puede despistar a los que vayan buscando una de cine negro más clásica (algo tipo «Sospechosos habituales» para que nos entendamos). Por ejemplo el personaje de Lucy Liu, dispuesta a investigar una desaparición de alguien de buenas a primeras, me recordó el estilo de personajes que interpretaba Katharine Hepburn en «La fiera de mi niña» y otras cintas de Screwball Comedy (salvando las distancias, claro está). Incluso los villanos de la función resultan simpáticos y algo caricaturescos.

Claro está que si nos hacemos demasiadas preguntas la película se vendrá abajo porque hay ciertos cabos sueltos, elementos que no tienen mucha lógica o no están bien explicados. Tampoco las presuntas grandes sorpresas lo son tanto si uno está intentando descubrirlas antes de que sucedan (cosa que yo no suelo hacer), y las que lo son parecen algo improvisadas. Por terminar con los defectos de la película añadiré que considero que le sobran flashbacks explicativos que no hacían falta para entender los giros argumentales.

Lo que creo que no se puede negar es que la cinta es ingeniosa, la idea original es buena y cumple perfectamente con el cometido de sus responsables que es entretener sin más pretensiones (lo que es de agradecer). Además cuenta con unos actores muy carismáticos (Morgan Freeman, Ben Kingsley, Stanley Tucci, Bruce Willis) y otros que no lo son tanto pero cumplen su cometido (Lucy Liu y Josh Hartnett que realiza aquí su mejor papel).

Como conclusión diré que cuando salgo del cine contento y tarareando la melodía principal de la banda sonora (un más que correcto trabajo de Joshua Ralph) no creo tener motivo alguno de queja.
publicado por Jeremy Fox el 5 mayo, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.