Jim, es poco creible en este film, aunque se nota el esfuerzo realizado por el actor para interpretar un papel fuera de sus registros habituales. Conclusión, no pierdas tu tiempo y tu dinero con este petardo y alquila Gilda en el videoclub.

★★☆☆☆ Mediocre

El número 23

Muchas espectativas me había yo creado con este film, muchas de las cuales se vinieron abajo cuando Jim Carrey se consolidó en el papel protagonista.

El mito del número 23 es algo que cualquier friki de la informática conoce, algo tan extendido por la red que llega a convertirse casi en una religión. Mucho se ha hablado sobre este, se ha escrito y se ha dirigido, es decir, ésta no es la primera película ni la última sobre el emblemático número pero seguramente es la peor.

Si lo que esperas es arrojar luz al mito, no vayas a ver la película porque lo que te vas a encontrar es una pseudo-psico peli, con ínfulas de descubrirte algo que no consigue, quedándose en una mera historia de serie B en la que el prota juega a la doble personalidad borderline.

Aunque el montaje (nada innovador) pero con un estilillo que a mi me gusta, es aceptable, en ocasiones el exceso de este tipo de montaje ocasiona un ligero «mareo». Volvemos a planos de esos de ensoñación a los que el director (Joel. S) nos tiene acostumbrados. Dentro de las pajas mentales de Joel.S quizás esta es la menos intensa (Gracias a dios, pq después del fantasma de la opera creí delirar extenuada por el sopor) pero sigue queriendo este chico parecer algo que no es, que no sabe hacer y encima lo hace mal. Joel, Joel Joel, ¿cuándo vas a darte cuenta de que en la sencillez también hay belleza y de que tus películas parecen un merengue con doble ración de mermelada de fresa?

Para mi hablar del número 23 no es hablar de un encuentro con una persona y este número que es lo que narra el film. Por lo tanto film fallido. 23 debió ser mucho más, no sé se me ocurren mil formas de enfocarlo, pero bueno…

Hablemos del amigo Jim. ¿Dios pero hasta cuando voy a tener que soportar esto? a ver Jimy, lee con atención. Te has pasado años consagrandote como el actor cómico de esta era lo cual te ha llevado logicamente a un encasillamiento duro duro como el acero. Te has enrriquecido, has estado cómodo en tu rutina, y ahora después de crear en nuestra mente una imagen de gilipollas absoluto que nos hace reir, ¿pretendes parecer muy serio y convincente? no, no, no, te diré que te va a costar mucho tiempo y muchos bodrios como 23 asentarte como algo más que un actor excelente para la comedia, casi tanto como el que te ha costado convertirte en lo que eres. Paciencia, yo te apoyo!

Jim, es poco creible en este film, aunque se nota el esfuerzo realizado por el actor para interpretar un papel fuera de sus registros habituales, pero todavía nos falta algo de pasión o enturage o factor X para terminar de creernoslo.

Conclusión no pierdas tu tiempo y tu dinero con este petardo y alquila Gilda en el videoclub.
Lo mejor: Que saca a relucir el mito del nº 23.
Lo peor: Demasiado Predecible.
publicado por estalactita el 21 abril, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.