Te levantas de la butaca con la sensación de que acabas de ser atracado por una productora de cine. “El número 23″ me enganchó a través un interesante trailer que me invitaba a pasar un par de horas embriagada de suspense pero, más bien, acabé

★★☆☆☆ Mediocre

El número 23

Cuántas veces hemos caído en el tentativo mundo de la creatividad y hemos comprado algo que, posteriormente, no ha superado nuestras expectativas. En estos casos, suele ocurrir que la campaña de publicidad es mejor que el producto anunciado. Pues, exactamente lo mismo ocurre con bastantes películas. El tráiler resulta bastante atractivo y aventura una historia que nos va a dejar, como mínimo, medianamente satisfechos. Sin embargo, la realidad es totalmente opuesta y te levantas de la butaca con la sensación de que acabas de ser atracado por una productora de cine. “El número 23″ me enganchó a través un interesante avance que me invitaba a pasar un par de horas embriagada de suspense pero, más bien, acabé borracha de aburrimiento.

El paralelismo entre la vida de un lector y el personaje protagonista del libro que está disfrutando dará pié a una espiral de obsesiones que acabarán con un final que raya la esquizofrenia. Uno de los mayores errores de la película es el tratamiento visual que muestra la historia literaria que lee el protagonista: el estilo artístico elegido, el de un comic, le resta todo el misterio al thriller y, por lo tanto, te expulsa de la narración.

Durante toda el guión nos encontramos con infinidad de trampas narrativas bastantes sospechosas: aún no entiendo por qué uno de los personajes introduce su dirección personal entre las hojas de un libro que intenta publicar de forma anónima; pero es que aún entiendo menos como en un hotel se encuentran la pared de una habitación llena de sangre y no sólo nadie llama a la policía sino que, años más tarde, la sangre seguirá ahí.

El final, como era de esperar, es bastante rocambolesco y cualquier estudiante de primero de Psicología puede sufrir un colapso mental bastante fuerte cuando lo vea. Por último destacaré la extraña asociación se que hace del número veintitrés con ciertos personajes históricos, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Lo mejor de la película, sin duda, el trailer.
publicado por Elena Suárez el 29 abril, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.