Buena apuesta de ciencia ficción, bastante interesante y entretenida, que sin ser una gran película cumple su cometido, y aunque al verla siempre queda la duda de en que podría haberse convertido en manos de un director distinto, no defraudará a inco

★★★☆☆ Buena

Sunshine

Danny Boyle es un director bastante irregular y que a lo largo de su carrera ha probado distintos géneros y ha tenido suerte dispar tanto de crítica como de público con sus películas. Empezó fuerte con Trainspotting y mas tarde le siguieron películas como Una historia diferente , La Playa, ese excesivo videoclip para lucimiento de DiCaprio que ni debería de considerarse una película y luego la muy interesante 28 días después, vuelta de tuerca a las míticas películas de zombies de los 80, que a mi personalmente me gusto bastante, y Millones, atípica historia familiar y que también tiene sus buenos detalles.

Después de todo esto se embarca en una película de ciencia ficción en la que en un futuro hipotético el sol esta apagándose. La Tierra, sumida en una era glaciar decide mandar una primera nave hacia el Sol con una carga nuclear para ver si pueden volver a reactivarlo. Después de 7 años sin noticias de la primera nave, mandan una segunda con otra carga nuclear y con sus últimas esperanzas para poder revitalizarlo y así evitar la aniquilación de la especie humana.

Este punto de partida, tan escuetamente original sirve a Boyle para contar una película bastante sobria y entretenida y aunque se trata de una película de ciencia ficción más del estilo de Deep Impact, contiene ciertos elementos que le hacen desmarcarse del cine mas palomitero actual. Hay cierta sorpresilla cuando los tripulantes de la segunda nave encuentran a la primera, que me recordó enormemente Horizonte Final, película también de naves en el espacio profundo, pero con un marcado carácter de terror psicológico. Es por eso que empieza siendo una película de ciencia ficción pura y dura, para luego poco a poco ir desplazándose por los miedos de una tripulación sola y que lleva a sus espaldas el futuro de la humanidad entera y que se va a encontrar con muchísimos más problemas que los que había pensado al principio. Obviamente, si todo fuera perfecto, la película se acabaría a la media hora de empezar, así que los problemas no tardaran en llegar, aderezándose con un pequeño misterio relacionado con la primera nave lanzada siete años atrás y que poco a poco se va convirtiendo en el hilo conductor de la película, dejando un poco de lado la misión principal de la tripulación.

Los personajes, para ser una película de su estilo, están bastante bien trabajados, y poco a poco vamos haciéndonos una idea de las motivaciones y miedos de cada uno de ellos. No quita que sean los típicos personajes arquetípicos, con el típico científico consagrado a la misión, el cachas hormonado que buscara el éxito de la misión por encima de todas las cosas, o el típico capitán que consigue llevarse bien con toda la tripulación y sacar lo mejor de cada uno, pero ni esta es una película innovadora, ni va a ganarse ninguna nominación a los Oscars, su misión es entretener y cumple con creces su cometido. Gran parte de esto es por los actores, bastante buenos en sus papeles, entre los que destacan Cillian Murphy y Chris Evans, actores en los que recae todo el peso de la película.

En definitiva una buena apuesta de ciencia ficción, bastante interesante y entretenida, que sin ser una gran película cumple su cometido, y aunque al verla siempre queda la duda de en que podría haberse convertido en manos de un director distinto, no defraudará a incondicionales de este tipo de películas.
Lo mejor: El giro que hace a mitad de la película. Los efectos especiales.
Lo peor: Lo predecible de toda la historia. Haber aprovechado más el lado psicológico de la trama.
publicado por Alberto Pérez el 4 mayo, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.