Un burdo intento de tocar la fibra sensible del espectador recurriendo a tópicos y argumentos propios de un necio endiosado

★☆☆☆☆ Pésima

El camino de los ingleses

El Camino de los ingleses es una de esas películas que se llama de autor, que se supone que trascienden lo puramente estético para intentar explorar en el interior de las personas y hacer aflorar sentimientos que inviten a la reflexión. Nada tengo en contra de ello.

Pero si todo el producto se reviste de una petulancia repelente y una carencia de estilo absoluta que sólo busca el autobombo del director a costa de ridiculizar en cierto modo a su patria chica y retratarla de una manera insultante, entonces sí que me molesta. Soy andaluz y le puedo asegurar a cualquiera que el retrato social que Banderas pretende hacer no se corresponde con lo que era ni es Andalucía, y que esa pretendida sensibilidad que intenta transmitir se queda en eso, un simple intento pretencioso de un hombre que constantemente necesita demostrar que cumple con todos los estereotipos que se esperan de una celebridad que combina el lujo y la vida exitosa con unos ideales de izquierdas que en general sólo recuerda con campaña publicitaria pagada por la Junta de Andalucía de por medio.

Aunque no es mi intención juzgarle como persona, ya que entre otras cosas, nada tengo contra él, pero me molesta que se utilice de manera burda el sentir de un pueblo bastante castigado ya por los estereotipos hirientes. Si encima se hace con una castaña lenta, aburrida y por momentos grotesca, aun peor.

Esperaba más de Banderas en todos los sentidos, como director y como andaluz. Aunque si uno se fija en su trayectoria, tampoco debe extrañarse de que el resultado haya sido este engendro.
Lo mejor: La voz en off de Fran Perea.
Lo peor: Que precisamente un andaluz recurra a los hirientes tópicos estereotipados que siempre ha padecido su pueblo.
publicado por Oscar Cantero el 21 mayo, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.