Como decía, «»La Fuente de la Vida»» tiene un muy buen guión, que nos cuenta una idea, con tres historias. Pero lo más importante de estas 3 historias es lo que nos cuentan, y cómo nos los cuentan.

★★★★☆ Muy Buena

La fuente de la vida

Casi que por casualidad me enteré de que una tal película llamada «The Fountain», de un tal Darro Aruofski (así es como lo llamaba yo antes), trataba un tema que siempre me ha llamado la antención. La vida eterna.

Fue así, como, buscando, encontré la BSO (una auténtica maravilla) y la fecha del estreno en España: 27/4/07. Sinceramente vi la película el día del estreno, entonces, os preguntareis: ¿Por qué ha tardado tanto en publicar la crítica?

La verdad es que por causas ajenas a mi no he podido hacerlo hasta ahora, una verdadera pena.

Pero, eso no nos importa ahora (ni nunca), de forma que… hablemos de la película…

Para empezar me gustaría manifestar mi desagrado ante el hecho de que en una sala de 400 personas, en una sesión de las 6:30, solo estuviéramos 10 personas. Hay quien podría pensar que la película es mala (como la crítica dice), pero yo os digo NO ES, PARA NADA, MALA.

Podréis llamarla rara, extraña, paranoica… pero nadie en su sano juicio podrá decir que la película es mala. Aún así, los críticos de Venecia se pusieron las botas con la película.

Nada más lejos de la realidad. «La Fuente de la Vida» puede alardear de un guión impoluto, de unos actores que cumplen con creces su cometido y con unos efectos especiales apoteósicos y de proporciones bíblicas que se han hecho con un presupuesto irrisorio para una película de estas características.

Bien es cierto que esta película es para un público selecto, para un público dispuesto a pensar, a comparar, y a disfrutar con una película que requiere que el espectador se meta en ella para ser una película con mayúsculas. Y, lamentablemente, eso es algo que la gente no está dispuesta a hacer, lo de involucrarse de esa forma en una película… Ufff… y pensar al mismo tiempo… es una pena que nos tengan acostumbrados a sentarnos en la butaca y ver.

Como decía, «La Fuente de la Vida» tiene un muy buen guión, que nos cuenta una idea, con tres historias (que si bien son interpretadas por los mismos actores), casi no tienen conexión entre sí (exceptuando las visiones de Tommy junto al árbol de camino a Xibalba). Pero lo más importante de estas 3 historias es lo que nos cuentan, y cómo nos los cuentan. No voy a comentar nada más del guión para no desvelar datos importantes.

Una de las bazas fuertes de la película, es la labor de su director, Darren Aronofsky. «Inspirado», es la palabra que define la labor de Darren tras las cámaras. Al hombre se le ve ganas y entusiasmo haciendo una película que se ha hundido en la más honda miserias en cuanto a taquilla se refiere.

Como he dicho los actores están geniales. Ya que el reparto lo encabezan un fantástico Hugh Jackman y una inconmensurable Rachel Weisz, esplendorosa tras ganar ese merecidísimo Oscar por «El Jardinero Fiel».

En cuanto a la Banda Sonora… pues ya lo dije en su momento… genial. Y más genial aún en la película, donde actúa como hilo conductor y se fusiona con las imágenes de Aronofsky de una forma envidiable. Además, es un acompañante esencial para los efectos especiales. Y es que ambos elementos le dan a la película un aire Bíblico-Paranoico que hace que te quedes en la butaca del cine embobado.

Para que os hagáis una idea, desde que la primera frase aparece en pantalla (una cita del génesis), la película ejerció sobre mi lo que yo llamo «el efecto pala».

Os voy a explicar lo que es esto del «Efecto Pala»: Imaginaos que va alguien, coge una pala y os suelta una hostia en la cara que os deja tontos perdidos. Pues eso, que te quedas como tonto.

Como decía, la película te deja como tonto, es algo muy curioso… es como si no pudieses despejar los ojos de la pantalla, como si lo que te cuenta la película (un viaje hacia una estrella moribunda, la muerte de un ser querido, la búsqueda del templo del árbol de la vida…) te estuviera pasando a ti. Como si todo eso, tuviera un sentido (lo más gracioso es que lo tiene, pero tienes que pararte a pensar).
publicado por Alex Largo el 30 junio, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.