Transformers ha tenido la capacidad de haberme hecho disfrutar como un niño pequeño en una sala de cine, como ninguna película lo ha hecho desde hace tiempo.

★★★★☆ Muy Buena

Transformers

Alucinante. Transformers, la nueva virguería super comercialoide de Michael Bay (director de bodrios como Pearl Harbor, pero también de auténticas maravillas como Dos policías rebeldes 2), ha tenido la admirable capacidad de haberme transportado al pasado, de hacer volver a sentirme un crío de diez años disfrutando de un blockbuster de verano como los que ya no se hacen, para después de salir del cine, fantasear y jugar por la calle sobre lo visto en pantalla, y desear comprarse de inmediato las figuras de acción de turno.

Los personajes son bastante planos (pese al esfuerzo de Shia Labeouf, que está enorme), a veces su sentido del humor es demasiado infantil y plomizo, y la historia es más simple que el mecanismo de un Transformer (perdonad por el chiste xD)… pero es vertiginosamente entretenida, tiene uno de los mejores ritmos del año (dura más de dos horas y se te pasa en un vuelo) y, lo mejor de todo, no se toma en serio a sí misma.

Bay es consciente de que lo que tiene entre manos es absurdo llevarlo al cine, que una serie de dibujos animados sobre robots gigantes con vida propia que se transforman en cosas y que están en guerra contínua sólo se tendría que quedar en eso, en una serie de dibujos animados. Es consciente de ello y se saca de la chistera una montaña rusa asquerosamente entretenida y disfrutable, con mucho sentido del humor (en ocasiones demasiado), a veces incluso hasta autoparódico (atención a la conversación entre un poli muy irritante, encarnado por ¡¡John Turturro!!, y los dos chavales protagonistas, dentro de un coche, acerca de los Transformers), sin ningún atisbo de pretenciosidad (a parte del querer vender muchos muñequitos de acción…) ni delirios de grandeza, ¡que hasta se permite lanzar dardos envenenados a la administración Bush!

De lejos, el mejor estreno gordo de lo que llevamos de verano, y una de las películas más espectaculares de los últimos años. Puro cine de evasión, repleto de fuegos artificiales de los buenos, de los que se disfrutan, pese a algunos movimientos de cámara demasiado bruscos en las secuencias de acción, a lo Batman Begins… tipiquísimos de Bay.

Es una auténtica lástima que mucha gente se deje llevar por sus prejuicios, y le de caña a la película porque esté dirigida por Michael Bay, o simplemente porque sea una película de acción. Si la película, tal y como viniese, la firmara James Cameron, otro gallo cantaría…
publicado por Rafa Delgado el 12 julio, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.