A estas alturas todos habréis visto ya la película pero si no es así id corriendo a verla porque es, sin duda, una de las grandes películas del año.

★★★★★ Excelente

Ratatouille

Tras tanta desilusión cinematográfica veraniega, la mayoría de los cinéfilos nos habíamos encomendado a Santa Pixar con la esperanza de que ella nos sacase del tedio.

Por eso, el mismo día del estreno y pese a no encontrarme en la mejor de las predisposiciones, me lancé al cine más cercano con el fin de disfrutar de un buen rato de cine que me permitiese evadirme del asqueroso mundo real.

Fue todo un acierto.

“Ratatouille” es un proyecto que llegó a estar al borde del desastre cuando el director original, Jan Pinkava, fue sigilosamente despedido y sustituido por uno de los valores más seguros de la compañía y, posiblemente, el más reputado director de cine de animación: Brad Bird.

No sabemos lo que hubiese sido de la película sin él, pero con él al timón el rumbo tomado difícilmente podría ser mejor.

Con la llegada de Bird se modificaron muchos de los elementos que ahora hacen grande a la película. Los dos ejemplos más evidentes y conocidos (imagino que en la cocina del proyecto habrá muchos secretos que no sabremos nunca) son el guión, finalmente escrito por él mismo, y el diseño de (al menos) algunos de los personajes clave (entre otros el del protagonista).

Es complicado decir todo lo que me gusta de la película sin hacer una crítica demasiado larga. El mencionado guión es una auténtica maravilla y funciona como un mecanismo de relojería. Un guión en el que cada cosa sucede en su momento justo y de la forma adecuada. La progresión dramática es perfecta y valga como ejemplo la forma de ir creando expectación en torno al personaje de Anton Ego y la genial forma de resolverla con uno de los más emotivos flashbacks del cine moderno.

Es curioso que en un género como la comedia que considero quizás el peor tratado de la actualidad y en el que no se dejan de estrenar auténticos bodrios mal escritos y peor dirigidos, Pixar no deje de estrenar una buena película tras otra aunque pocas de la calidad de esta “Ratatouille” que se cuenta ya entre lo mejorcito de la compañía.

Por supuesto el ritmo es frenético, las situaciones se encadenan unas con otras de forma perfecta y tan sólo se le podría achacar un ligerísimo bajoncillo de ritmo a mitad de función.

Como digo, todo me gusta de la película. Por eso tampoco querría dejar de mencionar la estupenda banda sonora de Michael Giacchino que vuelve a deslumbrarnos tras su brillante trabajo en “Los Increíbles” (otra joya dirigida por Bird).

En fin, a estas alturas todos habréis visto ya la película pero si no es así id corriendo a verla porque es, sin duda, una de las grandes películas del año.
publicado por Jeremy Fox el 10 septiembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.