En Promesas del Este, David Cronemberg demuestra que está en plena forma, retratando la violencia de una forma cruda y descarnada

★★★★☆ Muy Buena

Promesas del este

Desde sus primeros años, el cine siempre ha sentido una gran fascinación hacia el crimen organizado y todo lo que gira a su alrededor. No hay nada como prohibir algo para que una persona o grupo de personas empiecen a proporcionar ese bien o esos servicios de forma clandestina. Y éstas son las historias que le interesan al cine, aunque todas quedan eclipsadas por la del capo más famoso de Chicago. Pero, ¿por qué cuando se habla de la mafia en el cine siempre se relaciona con las mafias italo-americanas?

David Cronemberg estrenó hace dos años Una Historia de Violencia, película en la que analizaba las causas psicológicas que provocan los estallidos violentos. Era la historia, valga la redundancia, de un mafioso que intentaba llevar una vida apartada del crimen, entre la gente corriente. Sin embargo, en Promesas del Este se da el camino contrario, es una persona normal, Anna (Naomi Watts) la que se involucrada sin quererlo en los tejemanejes de una poderosa familia de la mafia rusa. En esta ocasión, Cronemberg realiza un retrato de la jerarquía, las luchas de poder y los conflictos personales que se dan en el interior de una familia mafiosa. También muestra una violencia cruda y descarnada, como ya anuncia la brutal escena inicial, que dejará impactado al espectador por su dureza y salvajismo. Con un gran poderío visual, Cronemberg te introduce con pulso firme en las entrañas de la historia, y una vez llegado a ese punto, sólo puedes limitarte a observar la maestría de un cineasta como David Cronemberg. Viggo Mortensen realiza la que es seguramente su mejor interpretación en la pantalla grande, ya que compone de forma brillante al inquietante y enigmático Nikolai.

En Promesas del Este, David Cronemberg demuestra que está en plena forma, retratando la violencia de una forma cruda y descarnada. Se trata de una historia apasionante, y sin duda, de una de las mejores películas en lo que llevamos de 2007.

Lo mejor: La maestría de Cronemberg.
Lo peor: Que Cronemberg apenas utiliza la música de Howard Shore.
publicado por Francisco Bellón el 5 octubre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.