La cinta Michael Mann(Heat) roza la perfección. Va mas allá de la acción para mostrar con una pericia técnica notable para retratar a un icono como Dillinger en una producción consistente que atrapa de inicio a fin

★★★★☆ Muy Buena

Enemigos Públicos

Ya paso la ola de cine familiar que por momentos saturo todas las salas del orbe para abrir paso a otro tipo de cine. Llego la hora por ejemplo de Michael Mann el cual no se puede descubrir su talento ahora después de haber visto películas tan macizas como con la belleza de “El último de los Mohicanos”, la eficacia de “Heat”, la alarmante “El Informante” o la de gran técnica “Colateral”. En todas ellas hay un denominador común con un  sello tan propio del realizador donde predominan la pericia técnica junto su afiatado equipo de trabajo que es admirada en la industria.  El sabe dotar cada cinta de nervio con sus constantes vaivenes de la cámara y la utilización de diferentes formatos al momento de capturar las imágenes. Se suma el uso de una poco tradicional y atractiva banda sonora más el cuidado extremo por las sensaciones sonoras que son aspectos que no descuida en ninguna fase. En Enemigos Públicos se puede ver un resumen de buen nivel de todo los nombrado en su faceta como realizador y es un película que lo retrata de inicio a fin “made in Mann”, que atrapa hasta los minutos finales. La hiper realista" acción capturada aquí, los sonidos de ametralladoras de tambor el ir y venir de los motores V8 con las cámaras siempre en movimiento, hacen una sintonía de exquisitos detalles  junto con la autenticidad período.  Por primera vez se retrata a John Dillinger con más meticulosidad aunque no es una cinta biográfica sino especifica de un periodo de sus vida. A pesar de ello no descuida aspectos como la situación histórica en plena depresión, la consolidación del FBI  y creación de proyectos de ley nacional contra el crimen en general. Contemporáneos  y peligrosos gansters como el peligroso Cara de Niño Nelson,  Frank Nitti, también aportan a la atmósfera delictiva que se respiraba en  ese entonces. Las batalla mediática tampoco escapa ya que autoridades trataban de influir en todo momento para favorecer su cacería. John Dillinger fue catapultado por los medios como un icono debido principalmente a lo desvalida que quedo la gente a raíz de la quiebra de los bancos que dejaron un poco desamparado a los estadounidenses en plena depresión. Sus asaltos a los bancos eran entendidos por la ciudadanía como una revancha lo que motivo tal admiración sumado a ello lo elegante y su estilo como una especie de código de ética sin dañar a nadie en particular lo que le daba cierta categoría. Dillinger se dio al estilo de vida criminal durante su estancia en la cárcel por un robo menor. Allí aprendió de sus compañeros los trucos para robar bancos donde junto a ellos planeó atracos y fugas asombrosas. Los actores escogidos Deep(Dillinger), Bale como  agente del FBI y  la Ganadora del oscar La “Vida en Rosa” Marion Cotillard y junto a un grupo de secundarios  de lujo le otorgan un peso adecuado que resulta gratificante en todo el metraje. En parte el núcleo central de la cinta es una poderosa historia de amor. Este es cine para disfrutar, palomitero a raudales y no deja ver un lado débil. A no mediar grandes estrenos en el último tramo del año debería por los menos ser nominado al menos el director a algún premio por la exquisita fusión de elementos que lleva a cabo  con grados de maestría superlativa atacando todos los sentidos a un espectador ávido de entregarse a una propuesta sólida.   
publicado por David Lizana el 3 agosto, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.