Cuando entra en materia no termina de encontrar el camino de la angustia, parece que se le podría haber sacado mucho más jugo al guión pues deja un vació en el espectador.

★★☆☆☆ Mediocre

Link

Correcto aunque previsible filme de terror de los ochenta que tiene múltiples paralelismos con atracción diabólica del gran romero. El tema del científico al que se le descontrola un experimento es tratado por enésima vez por RICHARD FLANKLIN que ya había destacado en el género con las muy superiores PATRICK o la segunda parte de PSICOSIS.

Entre los intérpretes destacan dos nombres muy suculentos con una jovencita ELISHABETH SHUE que años más tarde saltaba al estrellato por LEAVING LAS VEGAS y el siempre estupendo TERENCE STAMP visto en los últimos años en producciones de toda índole como PRISCILLA o el halcón ingles.

Al filme le cuesta despegar a pesar que se ve con interés gracias al comportamiento de los animales que son las verdaderas estrellas de la función.

Cuando entra en materia no termina de encontrar el camino de la angustia, parece que se le podría haber sacado mucho más jugo al guión pues deja un vació en el espectador.

De todas formas buenas interpretaciones, fantásticas vistas, bien en sus aspectos técnicos desde la fotografía a la música y elegante puesta en escena.
Lo mejor: El dúo protagonista, elegantemente rodada.
Lo peor: Le falta más fuerza.
publicado por Andrés Pons el 1 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.