Estaríamos hablando de una de las mejores películas del año, si no fuera porque el espectador paga pacientemente el peso de las grandilocuencias de un director que le ha dado un ataque de inspiración egocéntrica.

★★★☆☆ Buena

Expiación: Más Alla de la Pasión

Estaríamos hablando de una de las mejores películas del año, si no fuera porque uno de sus actos (se divide en tres, altamente perceptibles) es una birria absoluta y una falta de respeto hacia la paciencia del espectador, que tiene que pagar las grandilocuencias de un director que le ha dado un ataque de inspiración egocéntrica.

Estoy hablando del interminable acto que tiene lugar durante la Segunda Guerra Mundial (el cual incluye, por supuesto, ese plano secuencia que, sí, querido Joe, es un prodigio de la técnica, la dirección y de todo lo que tú quieras, pero que es INNECESARIO), y que resulta tedioso y aburrido hasta decir basta, rompiendo con el fabuloso ritmo que hasta entonces estaba llevando la película. El ritmo vuelve, pero tarde. Además, después de todo el calvario, el final que tiene sabe a tomadura de pelo. Mmmm, no es que no me guste el final, al contrario, me encanta: pero si la película no fallase estrepitosamente en el segundo acto el final resultaría menos… "ofensivo".

El reparto no está mal, aunque hay una falta importante de química entre una Keira Knightley flojita (gracias a Dios que no la han nominado al Oscar) y un correcto James McAvoy. La mejor sin duda alguna es Saoirse Ronan, nominadísima a mejor actriz de reparto, que se sale de la pantalla y se come a todos los intérpretes veteranos con patatas y huevos fritos.

La banda sonora es sin duda un regalo del cielo, y un soplo de aire fresco en los momentos más flojos del filme.

publicado por Rafa Delgado el 2 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.