Personajes ideales, un guión redondo y una trama que conecta.

★★★★★ Excelente

Juno

Es increíble cómo las ideas más sencillas acaban siendo las películas más entrañables.

Como si fuera ya una tradición, año tras año hemos ido apartando de los principales premios de la industria a poderosas producciones hipermillonarias en pro del cine independiente. Creo recordar que cuando ‘Pulp Fiction’ entró en las nominaciones hace ya 14 años algo me hizo fruncir el ceño. Ahora, la ausencia de una cinta como ‘Juno’ podría considerarse un crimen.

A golpe de corazón y mucho diálogo, ‘Juno’ se erige como la comedia perfecta de este año, y no porque te haga desternillarte en el asiento o porque los chistes picantes sean de lo más ingeniosos. Esa conjunción sincronizada de personajes ideales, un guión redondo y una trama que conecta es muy superior a una carcajada sonora.

Hay dos estrellas en este film, y que no os quepa ninguna duda. La primera es Ellen Page, cuya actuación es prácticamente de sobresaliente…, pero la otra estrella no sale en pantalla y lo es todo. Diablo Cody, la nueva sensación entre los guionistas, ha dibujado un mundo tan redondo como cerrado, el de Juno, una joven irreverente, maleducada, sabelotodo pero cuya positividad la conecta a la primera con el espectador. Este debut le ha valido una nominación a los Oscars, y qué queréis que os diga: más que merecido.

Juno (Page), una joven de 16 años apasionada por el rock descubre que está embarazada de un chico con el que ni siquiera tiene una relación estable (Michael Cera). Tras anunciar la noticia a su padre (J.K. Simmons), Juno decide entregar a su hijo a una pareja recién casada y con un  entorno envidiable (Jennifer Garner y Jason Bateman), con la que mantendrá un relación algo especial… .

Conste que las comparaciones me parecen odiosas, pero Juno es la versión teen de lo que fue Veronica Mars en su primera temporada. La chica es una auténtica metralleta verbal que tiene respuesta para absolutamente todo, y la ironía es buena parte de la conversación. No sé si existirá alguien de 16 años con tanta madurez y una personalidad fuera de serie, pero estas cualidades, que puede provocar rechazo de quien lo ve, tiene una consecuencia inesperada, y esa es una profunda complicidad con la protagonista de tan inusual situación.

Por ello no parecerá un atrevimiento que diga que la dirección de Jason Reitman es básicamente circunstancial. No digo que sea mala, es que simplemente se ciñe plano a plano en el excelente guión de Cody, y creo que no se ha separado mucho del camino que ésta le ha marcado. Con profusión de planos medios y una técnica más que aceptable no hacía falta que Reitman se marcara demasiadas florituras para que el film consiguiera su lugar entre las mejores. Me reitero hasta la saciedad: el guión lo es todo.

Los que son impagables son el reparto de actores del film, que parecen vivir el momento grande de sus carreras. Ellen Page pasó de puntillas por ‘X-Men 3′, y vendría ‘Hard Candy’ para demostrar que la chica es alguien a tener en cuenta en años venideros. En ‘Juno’ Page simplemente se sale. Me imagino a guionista y actriz compartiendo noches en blanco y alguna que otra copa ( la chica tiene ya 21 años) porque la simbiosis entre ambas es IMPRESIONANTE. Su actuación es primordial para querer a Juno, y eso que el personaje comete acciones más que reprochables para algunos.

El resto de secundarios aparecen poco, pero bien. J.K. Simmons es el compresivo padre de Juno, y la ternura entre ambos actores traspasa la pantalla. Jason Bateman, muy asiduo a las comedias mantiene el tipo, pero Jennifer Garner encuentra en el papel de Vanessa Loring uno de los mejores de su carrera. No sólo terminas amando a Juno, es que encima deseas toda la felicidad del mundo a un personaje que podría hasta ser antipático. Michael Cera borda lo que mejor sabe hacer: ser un pringao adorable.

Si contaramos de inicio las decisiones de Juno sin conocerla, el personaje sería despreciable. Con la sencillez, cotidaneidad y emoción con la que Diablo Cody cuenta la historia de Juno, es imposible no amarla. Quizás alguno vea un mensaje con moralina USA en la historia, pero para mí pasa desapercibida ya que me absorbe por completo la protagonista. Con una banda sonora cojo**da, ‘Juno’ es una de esas pocas películas que han de verse en esta era pre-Oscars, cuando sabemos quiénes están y quiénes no.

Si en la sala contigua los disparos salen de la metralleta de tite Stallone, en ésta, las balas van directas al corazón y a la cabeza.

publicado por Bloody Will el 2 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.