La ambigua frontera entre la bazofia y el cine de culto.

★★☆☆☆ Mediocre

Monstruoso

"Monstruoso" demuestra varias cosas de una sola tacada:

– Resulta imposible copiar las fórmulas que hayan utilizado otros títulos anteriormente para conseguir la denominación de "película de culto". Es inútil grabar más títulos como la Bruja de Blair o el reciente REC. A la tercera va la vencida. La gente se puede acabar saturando de tanto movimiento y tanta imagen borrosa.

– Con cuatro duros se puede grabar perfectamente un largometraje, pero si a los cuatro duros le unimos una absoluta falta de imaginación y un catálogo de clichés, obtenemos productos tan fallidos como la película comentada

– Si este título se hubiera grabado en Casconcete de abajo, no se hubiera comido una sola rosca. El hecho de utilizar Manhattan como telón de fondo se está convirtiendo en una especie de salvoconducto para películas que resultarían mucho más que mediocres de haberse rodado en otro lugar. Estamos llegando a un extremo tal de tontería, que basta con sacar un bareto cutre o una tienda piojosa de la Gran Manzana, para que los fashion emblemáticos acudan como moscas a hacerse una foto. Da la impresión de que "Monstruoso" quiere basar gran parte de su hipotético carisma en esa circunstancia, y ya huele, señores.

–  He visto videos de cumples de chavales de cuatro años, grabados por ellos mismos, con bastante más calidad cinematográfica. A ver si va a ser cuestión de bucear en los vídeos familiares para cascarse un título de culto. O mejor dicho: a ver si a alguien se le va a ocurrir convertir esta chorrada en una película de culto, cuestión que me da la impresión que ha motivado a sus autores para rodarla.

Un producto fallido, sin línea argumental, exagerado, mal rodado, mareante, pretencioso (muy pretencioso) y con un gran tufillo a timo al espectador. Me jode especialmente que se rían de mi después de haber pagado una pasta para ver una bazofia. En estas ocasiones es cuando más hechas de menos no haberte ido a las rebajas de El Corte Inglés. Ahí, al menos, te devuelven la pasta si no te gusta lo que has comprado. 

Lo mejor: La duración (es corta, gracias a Dios...)
Lo peor: La bronca que me echaron a la salida, mis sobrinos y mi hijo, por no haber llegado a tiempo para sacar las entradas de Asterix en los juegos olímpicos.
publicado por Felix el 12 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.