Si prescindiésemos de algunos momentos de gran tensión y muy bien filmados, y de un estilo que, pese a cansino, resulta estimulante en muchas ocasiones, quedaría de esta Monstruoso algo completamente nulo.

★★☆☆☆ Mediocre

Monstruoso

Si a Monstruoso le destripamos ese estilo tan últimamente utilizado como el de la cámara en mano y el de contar una historia como si hubiera sido real -de ahí han salido ejemplos tan magníficos como [REC] y otros que no tanto- nos quedamos con nada; posiblemente sólo con una historia sobre unos tipejos que menos cerebro tienen que un -el- monstruo que destruye una -la- ciudad -Nueva York- porque sí. Con esto se puede resumir esta cinta que tanto dio que hablar antes de su estreno y que tan poco lo ha dado a posteriori. Más que ilusión, que sorprendimiento, más que brutalidad, la palabra que mayor puede definirla es decepción. ¿Para qué sirve una campaña de promoción de excelentes resultados y de una espectativa abismal para que después el resultado sea tan mediocre como el que nos ocupa? No sé, pero eso demuestra el poco ingenio que ha tenido Matt Reeves al realizar esta película, cuyo estreno esperaba todo el mundo y que ha quedado con un simple: “pues sí, está bien”. No, para mí no está bien: esta es una película enormemente fallida -con sus efectos visuales de aplastante tecnología y todo lo que queráis-, pues el argumento no sólo es tópico, sino también prácticamente nulo. ¿Dónde se han visto personajes tan increíblemente estúpidos como los de Monstruoso? En serio, cae mucho mejor el bicho que los “pobres” jóvenes que emprenden decisiones que sólo en las películas -os recuerdo que pretende ser realista- o en los pensamientos de un niño -de aproximadamente dos o tres años- pueden suceder. Sí, puedo parecer demasiado crítico. Dejaré mi mala leche aparte.

La película en sí no deja de ser entretenida -este es su mayor punto-, pese a tener varios bajones realmente sopopíferos -la estancia en la estación y el paseito por el túnel podrían habérselos ahorrado-. Yo, cuando veo que una película tiene espectación, que tiene muchos puntos por ser la bomba del año, no me la pierdo. En este caso, he dejado pasar tiempo, pues tras los resultados que obtuvo, ¿quién se acercaba a ese gigantesco y monstruoso monstruo sin apenas un guión definido? En fin, que si prescindiésemos de algunos momentos de gran tensión y muy, muy bien filmados, también estratégicamente pensados -véase el plano final atentamente-, y de un estilo que, pese a cansino, resulta estimulante en muchas ocasiones, quedaría de esta Monstruoso algo completamente nulo, tanto como, repito, ese tío que dice llamarse Rob que pretende ir a buscar a una chica con la que acaba de dicutirse -dice ser el amor de su vida-, después de morir su hermano -evidentemente-, paseándose por una ciudad en peligro (¡y qué peligro!). Eso sí, el monstruoso está muy bien hecho, el realismo excelentemente coneguido -un tanto mareante la parte final-, y acaba por ser entretenida. Y he vuelto al mal genio. ¿Será ese tal Rob y los diálogos que mantiene con sus compis quienes me la haya despertado? Señor J. J. Abrahms, esta vez me ha decepcionado: ahórrese una segunda parte, a no ser que supere la estupidez de esta primera. Entonces se trataría de una comedia.

En definitiva, una enormemente estúpida y muy entretenida, ante todo, película hollywoodense.

Lo mejor: La gran espectación que consiguió crear antes de su estreno.
Lo peor: Unos protagonistas de nula capacidad mental.
publicado por Ramón Balcells el 24 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.