Una cinta sobre adolescentes pero madura, estructurada, fresca y natural. Un tema espinozo que de forma inteligente resuelve los juicios morales.

★★★★☆ Muy Buena

Juno

A la espera de saber quienes serán los ganadores de la gala de los Oscar esta noche, Juno será parte de los grandes protagonistas gracias a las 4 nominaciones obtenidas dentro de las categorías más esperadas: Mejor Actriz Protagónica, Mejor Director y finalmente mejor película del año, a pesar de que contó con mucho menos “parnafernalia” que sus contrincantes Atonement, Michael Clayton, Petróleo Sangriento y No es país para débiles. Esta cinta continúa la senda victoriosa de “La Pequeña Miss Sunshine” que logró alzarse con dos premios entre ellos el de Mejor Guión el año anterior. Y digo que continúa la senda, porque se hace inevitable no tomarla como punto de referencia por ser una comedia también y porque se trata de una historia única. Juno parte de la imaginación de Diablo Cody, la guionista de esta historia, que fue descubierta por el director en la internet a través de su bitácora personal.

Principalmente, Diablo Cody con su guión fluído, natural y creativo es el pilar de Juno, complementado por el carisma de su protagonista Ellen Page, una jovencita con un gran carácter y un futuro inmenso, que lo demostró en Hard Candy del año 2005 cuando interpretó a Hayley Stark una chica de 14 años que se conoce con un hombre mayor a través de la internet y que lo hace nuevamente en esta cinta. De hecho ha sido comparada con Meryl Streep. Page hace una lectura perfecta del guión y como musa de la maternidad se camufla a través de sus expresiones y con el lenguaje corporal dentro de las 3 estaciones que enmarcan la película: Otoño, Invierno y Primavera. Y es que se hace uso y enfásis en estas tres estaciones para delimitar el ritmo en el aspecto estructural y el proceso de Juno, en el plano del contenido, que debe vivir al quedar embarazada, además de remarcar de esta manera, los conflictos y las situaciones por las que debe pasar.

Podría a muchos desde el punto de vista moral, no gustarle su final, que hasta cierto punto y tras la llegada de la primavera nos hace pensar en un posible cambio de parecer de Juno, que la lleve a vislumbrar un panorama al lado de su hijo no tan oscuro y si, muy prometedor. Sin embargo la historia reinvindica el carácter de este personaje decidido y resuelve este conflicto moral; al menos de forma superficial, utilizando a un jóven infinitamente inmaduro, interpretado de buena forma por Michael Cera, al que nunca le muestran o le insinuan algún tipo de futuro. De esta forma, el espectador de primera mano, se solidariza con la decisión de esta jovencita y evita realizar juicios morales más allá de lo que la película nos quiere mostrar. Como resultado de esto, tenemos un final hermoso y triste a la vez, muy muy emotivo.

Lo mejor: El guión y Ellen Page.
Lo peor: No se terminó por desarrollar plenamente la historia de Juno con el padre adoptivo.
publicado por Sandra Ríos el 25 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.