Los Cohen, recuperan un poco el estilo perdido, y vuelven en una historia contundente, brusca, fuerte. Nada de sentido del humor, nada mas que unos pocos personajes, una maleta de dinero por medio, tiros y muy poquitos diálogos.

★★★★☆ Muy Buena

No es país para viejos

Tiene toda la pinta de que va a arrasar en los Oscar, Javier Bardem, está contando con la simpatía de todo el mundo, y realmente, es una buena película.

Pero, es verdad que solo es una buena película, no la mejor del año, Bardem, está bien, convence con su actuación, pero no es para rasgarse las vestiduras. Es mas, en lo mas granado del cine reciente, si alguien deslumbra con sus interpretaciones, ese es Josh Brolin. Ya lo hizo en “Planet Terror”, después en “American Gangster”, ese gran engaño, que la academia no ha tenido ni en cuenta y también lo hace en “No es país para viejos”, donde le da una patadita a Tommy Lee Jones, y por poco no se la mete por el culo a Javier Bardem.

En mi opinión, es mas difícil hacer el papel de Brolin, un lugareño que se encuentra con el dinero de un negocio de droga, y con dos cojones, se lo queda que el de Bardem, un psicópata que va armado de una recortada con silenciador y un aparato para matar vacas que usa para matar a todo aquel que se le antoje a Antón Chigurh, el personaje que interpreta Bardem, que a veces, da la oportunidad de vivir a sus victimas, lanzando una moneda y haciéndoles elegir si cara o cruz. Poner cara de loco y apenas mover los músculos de la cara, eso lo hace cualquiera.

Ustedes pensarán “este Palmer, no hace mas que poner pegas a todo lo que se estrena, incluso a lo irrebatible”, y razón no les falta, pero, ¿qué quieren que haga, si en una película, me enamoro del bueno en lugar del malo? Aunque en esta peli, los protas, de bueno, tienen poco.¿Qué le voy a hacer, si siento mas simpatía por el mayor de “Los Goonies” que por el garrulazo come-ajos de “Jamón, jamón”?
Quizás tenga una visión un tanto especial de entender el cine.

La película, está francamente bien. Los Cohen, recuperan un poco el estilo perdido, y vuelven en una historia contundente, brusca, fuerte. Nada de sentido del humor, nada mas que unos pocos personajes, una maleta de dinero por medio, tiros y muy poquitos diálogos.

A mi me gustó, pero esta mañana en el pase de prensa, había ciertos periodistas de cierto renombre, que abandonaban la sala.

Creo que “No es film, para Zaragoza”. Véanla, está bien.
publicado por Clawford James Palmer el 1 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.