Pero hay que destacar que esta película hubiera sido normal desde el punto de vista de profundidad histórica, si no hubiera sido por su excelente último tercio. Una parte fianl, la de la inmediata post-guerra, durísima, donde se manifiesta el horror.

★★★★☆ Muy Buena

El libro negro

Buena película de intriga y espionaje en medio de un conflicto bélico, el de la II Guerra Mundial, realizada de forma clásica por Paul Verhoeven, que ya había tocado el tema del gran conflicto del siglo XX en su "Eric, oficial de la Reina", del año 1977 y con el entonces no demasiado conocido Rutger Hauer.

Aquí narra una durísima e inclemente historia, que se nos dice al comienzo que está basado en hechos reales. Afirmación que, una vez vista entera la cinta, se puede antojar difícil de creer.

Y es que es tantas las extremas situaciones, que a veces, algunas de ellas se tornan ante nuestros ojos como algo incongruentes, dentro de la verosimilitud, por poder, bien pudieron ser ciertas, pero son de tal dramatismo, se dan tantas casualidades, que no puede uno por menos de fruncir el ceño. Al menos un poco. Pero dejando esto aparte, la película es, para comenzar, muy entretenida y no se hace pesada en ningún momento pese a su larga duración.

Narrada al estilo clásico, con un buen comienzo, ágil desarrollo y estupendo desenlace, este último trabajo de Verhoeven se degusta fácilmente al estar lleno, a veces demasiado, de elementos atractivos para cualquier espectador: muerte, destrucción, amor, miedo, intriga, espionaje, un erotismo marca de la casa Verhoeven, y el instintto de la supervivencia extremadamente desarrollado por la protagonista, tanto para simplemente superar el gran conflicto, como para consumar una justa venganza personal.

Buena puesta en escena, con momentos dramáticos de índole íntima, junto a otros muy espectaculares llenos de tensión.

Las escenas de acción están resueltas de forma efectiva, añadiéndose a algunos momentos duros algo de humor, simples pero muy agradecidos (el cloformo caducado…).

Pero hay que destacar que esta película hubiera sido normal desde el punto de vista de profundidad histórica, si no hubiera sido por su excelente último tercio. Una parte fianl, la de la inmediata post-guerra, durísima, donde se manifiesta el horror más puro que anida en cualquier ser humano, ya seaan vencedores o vencidos en la contienda. Momentos como los de la repugnante mazmorra, donde el monstruo que anida en el corazón humano se manifiesta en toda su virulencia e inhumanidad. Así como las vendettas con los colaboradores de los nazis.

Y queda el plano final de la película, que expone con claridad meridiana la realidad histórica que vivimos hoy en día (aunque se cite que es de 1956): la guerra, aunque sea en escenarios distintos, sigue su implacable camino, destruyendo vidas e ilusiones del ser humano. Un conflicto finaliza pero otros siguien o están esperando su turno. Es cuestión de tiempo. El ser humano no solo no cambia, sino que, por lo que se ve, cada vez alberga más odio. O al menos unos cuantos que, por desgracia, marcan el devenir de la humanidad.
Lo mejor: La intensidad drámática de toda la narración.
Lo peor: Quizás sea excesiva en algún punto.
publicado por Iñaki Bilbao el 9 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.