Ho Bong, casi toma al monstruo como MacGuffin para hablarnos de otras cosas más latentes en la sociedad de hoy. Nos habla de la imposibilidad de que los Gobiernos y Estamentos más altos de nuestra sociedad, ayuden al humilde, al ciudanano medio.

★★★☆☆ Buena

The host

Desconcertante film de terror fantástico, dirigido de forma original por Joon-Ho Bong, que había adquirido una merecida reputación de excelente director con su anterior y premiado trabajo "Memories of Murder".

Se trata de una peli con monstruo, como bien se nos ha dicho innumerables veces en la publicidad de la cinta, pero nada es convencional y la previsibiiidad brilla por su ausencia.

Ho Bong, casi casi toma al monstruo como MacGuffin para hablarnos de otras cosas más latentes en la sociedad en la que vivimos hoy. Nos habla de la imposibilidad de que los Gobiernos y Estamentos más altos de nuestra sociedad, ayuden al humilde, al ciudadano medio que, finalmente, debe sacarse las castañas del fuego por si mismo. Y también toca el tema, terrible tema originario de tantos males de nuestra sociedad actual, de las excusas de algunos Gobiernos para, extendiendo un falso rumor, propagarlo por la ciudadanía, no cayéndoseles los anillos si para ello deben acabar con la vida o salud de sus habitantes.

La película es, para comenzar, muy irregular. Las escenas en las que sale el monstuo, bastantes al ser la cinta larga, quizás más larga de lo que pedía la historia, son lo mejor. Tienen una fuerza y tensión impresionantes, no exentas muchas veces de un humor más negro que los cojones de un grillo. Así, el primer ataque del monstruo a la población es impresionante. Las escenas dramáticas son soberbias, ayudando mucho la música y el excelente montaje de sonido.

Más tarde, sin embargo, hay demasiado mezcla de terror a cargo de los desmanes del monstruo, como momentos estrambóticos a cargo de la familia protagonista, una familia que la crítica está diciendo que se parece a la de "Miss Sunshine", pero que yo más bien diría que es "La familia Trapisonda". Disfuncionales a más no poder, excepto la niña, la reacción de sus componentes tras el apabullante ataque del monstruo está narrado de forma que se mezcla lo humano con lo ridículo.

De ahí hasta el final, toda una serie de desconcertantes momentos, de los que cabría destacar todos, absolutamente todos los que aparece el monstruo, sobre todo la persecución de los miembros de la familia disparando al mismo, con otros que mezclan la actual sociedad desde el punto de vista socio-político, con el más desaforado costumbrismo.

Hay que destacar tres momentos, uno casi genial de lo sencillo que es: el intento de la gente en una acera mientras llueve a rabiar, para no ser contagiados por un posible portador de un virus letal; otro, la terrorífica operación quirúrgica a la que someten al protagonista, un momento sin duda amargo y vergonzante; y "la digestión" del monstruo, sacando de su entrañas en  la alcantarilla donde mora,  os desechos de lo que ha comido a lo largo del día. Un momento de puro horror.

En resumidas cuentas, que no es fácil resumir, un filme distinto, muy personal, que merece la pena verse, pero que muy bien pudiera parecer rarísima, al menos desde el punto de vista narrativo. No se parece a ninguna película del mismo pelo, eso desde luego. Otra cosa es que llegue a convencer del todo. Requiere un esfuerzo para llegar asimilar todo lo que se ve durante el largo metraje, de eso no hay duda. Y el espectador no suele querer eso, simplemente pasar el rato.

Lo mejor: El primer tercio. Lo que subyace bajo la historia fantástica-terrorífica.
Lo peor: Es muy extraña, sobre todo por su personal y desconcertante humor.
publicado por Iñaki Bilbao el 25 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.